Votaciones

No voy a decir nombres y tampoco arrobaré a nadie, pero hoy hablaremos del impacto de las campañas políticas en las redes sociales. Es la primera vez que en México se celebrarán elecciones presidenciales con el poder de Twitter o Facebook, hace unos años esas herramientas no eran tan populares.

Tanto candidatos como partidos políticos han intentado ganar votos con usuarios de Facebook, Twitter y otras redes sociales. Algunos personajes se han puesto las pilas y han llegado a tener miles de fans y/o seguidores, pero cierto es que muchos de esos usuarios no son reales, es decir que los mismos responsables de las campañas políticas han creado miles de cuentas para brindar apoyo a su candidato.

Además de los usuarios fantasma, también utilizan sencillos programas para por ejemplo hacer tendencia un hashtag en Twitter, ya sea a favor de su candidato y/o para poner en ridículo al contrincante. Sí, hay cantidad de followers que son “paleros”, hay tendencias que son parte de la guerra sucia entre partidos políticos.

La mayoría de los candidatos no manejan su cuenta de Twitter y Facebook, los que se encargan de eso son personas de su equipo, algunos saben aplicar el marketing en redes sociales, otros definitivamente no y solo hacen que tal personaje quede mal, provocando críticas que ensucian la imagen del político.

Cierto es que varios candidatos a la Presidencia de México han quedado como unos “tontos” gracias a Twitter, otros han quedado como “personas no aptas para ser mandatarios”, etcétera. La mayoría de los escándalos son provocados por los mismos partidos políticos, y algunos ciudadanos participan sin imaginar que están siendo manipulados.

También es cierto que muchas tendencias han llegado a serlo gracias a verdaderos y activos usuarios del Twitter, así que esas son las que verdaderamente ponen a los políticos de cabeza. La participación de los ciudadanos en las redes sociales para las próximas elecciones será muy importante, además de que son herramientas donde aún se puede presumir la libertad de expresión, así que imaginemos que con el próximo elegido también seguiremos plasmando ideas libremente.

 

Ana Rent