Foto: Regiando.comHace un tiempo escuché que cuando una sociedad pasa un periodo de crisis es el momento preciso para salir adelante “de a como nos toque”, hoy me puse a imaginar que dentro de unos años los mexicanos recordaremos el cruel infierno que ahora estamos viviendo, seguramente seremos más fuertes de lo que antes éramos.

Si bien es verdad que en los momentos más difíciles es cuando sacamos al guerrero que llevamos dentro, siempre, cuando ocurren cosas malas nos demostramos que podemos. Lamentablemente los mexicanos llevamos años sufriendo una crisis de violencia y una crisis económica, que dan como resultado una tormentosa y penosa crisis social, misma que estamos obligados a enfrentar con valor.

Los que pudieron se fueron de México, otros aquí estamos, pero nos hacemos más fuertes, hemos aprendido a salir adelante. Estamos solos, en una zona de guerra donde los políticos solo hablan pero no trabajan a nuestro favor.

Ante los ojos del mundo somos un pueblo lastimado pero que se ha organizado de diferentes maneras para trabajar en conjunto y al menos cuidarnos entre nosotros. Aunque estemos manchados con la mala fama de la violencia entre grupos de la delincuencia organizada, somos valorados como gente trabajadora que intenta construir una sociedad donde podamos tal vez en algunos años tener paz.

Pero ante los ojos de México los regios también somos punto y aparte, no es porque yo sea regia pero es verdad hemos salido de situaciones más que complicadas, siempre nos hemos organizado y juntos pudimos solucionar grandes problemas. Sin embargo hay que mencionar que el miedo se ha apoderado de muchos regios, quienes se quedan callados y sienten que no pueden salir del bache, ese miedo del que se habla en las noticias, del que se comenta en la cena. Vamos a despedir al miedo, no es buen empleado, los regios tenemos que sacar la fuerza porque tenemos cargando generaciones y generaciones de guerreros, sí, nosotros también tenemos la obligación de gritar que sí podemos, porque somos más los buenos.

No quiero que dentro de unos años alguien te reclame el haber tenido miedo e ignorar la valentía que debemos llevar en el corazón. Vamos a salir a la calle para trabajar, para seguir construyendo y limpiando la indiferencia que nos está invadiendo.

Ana Rent