palacio de cantera nuevo león

Como ciudadanos debemos de cumplir con nuestra obligación: Votar. Pero no solo se trata de salir a votar, también se trata de reflexionar bien nuestro voto y para esto, tenemos algunas semanas para observar detenidamente todas las propuestas que se nos presenten. Esto no es cualquier cosa, y me refiero justamente a la Gubernatura de Nuevo León, porque tenemos que elegir de la mejor forma posible a quien nos gobernará durante seis largos años. Insisto, no es cualquier cosa.

Los escándalos van a seguir, pero aquí no se trata de chismes o chistes, se trata de poner suma atención a los temas delicados que nos puedan ir presentando. Nuestro trabajo como ciudadanos es observar y decidir, el de ellos, el de los políticos, el de los candidatos, es presentarnos propuestas que puedan llevar a la realidad, no sueños ni castillos que se derrumben en el aire, porque créanme que hoy la ciudadanía lleva constantemente una lupa.

¿De qué nos sirven las promesas huecas? ¿De qué nos sirven promesas que sabemos no van a cumplir? ¿De qué nos sirve que sus asesores intenten maquillar constantemente las cicatrices? ¿De qué nos sirve que se laven las manos de sus propios errores? Los candidatos deberían saber que al menos en estas semanas el juego y la clave se llama sinceridad, porque ser lo más transparentes posibles los acercará a su “público meta”, y lo digo de esta forma porque parece que las campañas políticas buscan ser a diario lo más parecido a una campaña publicitaria.

Los candidatos (o más bien precandidatos) deberían afrontar con dignidad su posición, no sacarle la vuelta de forma cobarde a lo que se les presente. Sean dignos de la posición que se les ha otorgado, porque no es cualquier cosa y no es un juego. De nada nos sirve que quieran deslindarse de las situaciones en las que sí tuvieron que ver, porque insisto, no estoy hablando de chismes o de chistes, estoy hablando de que hoy por hoy sus errores u omisiones van a tener el reflector a todo lo que da. Ese mismo reflector, lo van a tener para las muchas o pocas cosas buenas que ya han hecho en la función pública, así que tendrán que asumir los resultados de hacer un buen trabajo, o uno pésimo.

Hoy por hoy no les servirá criticar los errores del otro, hoy por hoy lo que dignamente deberían de hacer es presentar sus propuestas, en dado caso de que sí las tengan, porque eso es lo que los ciudadanos queremos conocer. Espero que estén bien respaldados y que realmente quieran llegar al Palacio de Cantera para trabajar por Nuevo León, y no por pura vanidad, porque de ser así entonces serían unas elecciones muy desmotivantes.

No se trata de un meme o un video, ni tampoco de quién tiene más seguidores en sus redes sociales, mucho menos de quién tenga el escándalo más popular en los medios de comunicación… Se trata de analizar con profundidad el nivel de propuestas y que las mismas sean realistas. Estimados precandidatos, no prometan lo que no será, si tienen aunque sea una sola propuesta entonces trabajen en ella, en algo que realmente sepan que pueden trabajar, en un tema que realmente dominen y que sepan que de llegar al poder no se derrumbará.

Ana Rent
@AnaRent

@RegiandoCom