VotoHace unos días platicaba con ustedes sobre las próximas Elecciones, y les insistía en acudir a votar, además de recomendarles no dejar que su decisión sea influenciada por personas con intereses desconocidos. Respecto a lo anterior recibí muchos comentarios, y decidí retomar el tema.

Muchos señalaron que eso de “comprarte el voto” es algo real y no solo de comerciales, es totalmente cierto, en la actualidad mucha gente vende su voto, en la mayoría de los casos son personas de escasos recursos, ya que un grupo de personas poderosas pueden sacar jugo con facilidad a una precaria situación económica, así conseguir que su candidato logre su principal objetivo: ganar.

Es una realidad, muchos llaman a las personas que venden su voto “acarreados”, “come-lonches”, “vendidos”, etcétera. Lamentablemente en nuestro país florece la falta de cultura y la pobreza, aunque algunas personas reciben beneficios como despensas, dinero o medicinas, los más beneficiados son aquellos lobos políticos que año tras año han aprendido a que todo se soluciona y consigue con dinero, olvidando por completo el real compromiso social que un buen político debe tener con nosotros los ciudadanos.

Por todo lo anterior podremos pensar que los candidatos saben que por sus cualidades propias será difícil ganar, tal vez todos tengan algo que no les convenga, posiblemente también tienen intenciones malas para México.

Tal vez quienes cometen el gran error de comprar votos son los asesores de los candidatos, podría ser que les gusta o están acostumbrados al trabajo “fácil”, es que la competencia está difícil.

Sea como sea nuestra realidad, tenemos que salir a votar, que nosotros seamos quienes en verdad elijamos a quien estará en el poder, no permitamos que otros se aprovechen de nosotros. Somos libres al votar, por quien sea pero que cada quien decida.

Ana Rent