Twitter protesta

Hace casi cuatro años descubrí Twitter, desde el principio me encantó porque era una herramienta para poder expresarme libremente y sin tener miedo. En ese entonces recuerdo perfecto que pude encontrar a personas que compartían sus pensamientos, también me topé con trolls, y desde el principio les gusté, muchas veces me trollearon otras veces se burlaron, y cuando todo eso inició me molestaba, aunque al poco tiempo me di cuenta que al final del día todos teníamos derecho a expresarnos. También me di cuenta que muchas veces había gente (trolls) que me hacían comentarios ingeniosos, que hasta me reía.

Pasó el tiempo y llegaron otro tipo de personajes, los pagados por políticos que yo criticaba y que querían venganza. Pero esos eran muy fáciles de detectar (comelonches), porque no tenían el espíritu de un verdadero troll. Con todo lo anterior, de cualquier forma, te das cuenta de que en redes sociales así es, y si quieres seguir tienes que aprender a lidiar con esas cosas.

Hace cuatro años encontré en Twitter la libertad que no podía tener en algún medio de comunicación, entonces fue más sencillo sobrellevar la conocida censura que tiene un comunicólogo. Ahora, quieren callarnos, nos quieren robar la libertad, nos quieren arrebatar el poder que tenemos en las redes sociales, como si no nos hubieran quitado ya suficientes cosas, como si no nos hubieran obligado a cambiar nuestra forma de vida por la inseguridad que se vive en Nuevo León.

Sin duda los más criticables en Nuevo León han sido los políticos, pero no porque uno sea mala persona y le guste fregar, sino porque han cometido errores sin parar y esos errores son difícil que los ciudadanos perdonen. Esos errores que nos madrean como sociedad, que nos madrean como mexicanos, que nos madrean como regios.

Los políticos llegaron poco antes de las últimas campañas, algunos intentaban ganarse a los tuiteros, unos la verdad que se han mostrado transparentes y se han ganado el aprecio de la comunidad tuitera, pero otros han aumentado el desprecio que la gente les tiene. ¿Cuántas veces no supimos de casos en los que algún político bloqueaba en Twitter a un ciudadano por cuestionarlo? Muchísimas, y cosas peores…

El problema para los políticos es que lo que pasa en Twitter ya no se queda en Twitter, y esta red social específicamente fue molestando a los poderosos, porque el ciudadano promedio que antes tal vez no se interesaba en temas de política, ahora estaba con una lupa pendiente de que algún funcionario no cometiera algún error.

Hace unos días los Diputados de Nuevo León realizaron una maniobra de las que ya estamos acostumbrados, según esto estaban muy preocupados porque el uso de las nuevas tecnologías debe darse en armonía con la seguridad y tranquilidad de las personas, ya que según están muy preocupados por el cyberbullying y el sexting, según están muy preocupados por la juventud. Muchos pensamos que esto no es más que un pretexto para poder coartar la libertad de expresión, porque TODOS tenemos derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.

Ahora en Nuevo León ya no se pueden hacer críticas, porque si el personaje que es criticado se siente afectado podrá decirse víctima de la deshonra, descrédito o perjuicio. Y a quien lo haga se le impondrán de uno a tres años de prisión y multa de cien a mil cuotas.

Creo que si los Diputados están realmente preocupados por el bullying deberían de darse un tiempo para cambiarle a la TV y ver cómo en Nuevo León hay programas en donde el acoso es el principal personaje. Eso es lo que debería de preocuparles porque la televisión llega a muchísimas personas, y de esos programas basura muchos jóvenes aprenden e imitan las conductas de acoso que practican en la escuela.

Tal vez los Diputados tomaron como pretexto un problema que sí afecta a nuestra sociedad, pero tal vez lo que menos les importa son los jóvenes y lo que más les importa es poder tener el control de las redes sociales que tantos dolores de cabeza les han provocado… Porque la verdad es muy incómoda para algunos.

Señores políticos, si en muchas ocasiones han sido trolleados en las redes sociales es solo por sus errores, por el daño que le hacen a Nuevo León. Si han sido criticados es porque no se están desempeñando correctamente y no se preocupan realmente por defender a los ciudadanos. En lugar de defender, madrean. Se han ganado a pulso las críticas y las burlas porque muchísimos ciudadanos están enojados con ustedes. Si ya no quieren recibir críticas entonces hagan un buen trabajo y dejen de hacerse los interesantes, que ahora menos van a obtener el aprecio de la ciudadanía, ahora van a ser más cuestionados.

No podemos dejarnos, no podemos quedarnos callados y ver cómo nos roban nuestra libertad para expresarnos, debemos de unirnos ante esta penosa situación. Convoco a los amigos tuiteros para que demostremos que estamos unidos, sé que hay grupos que han tenido sus diferencias y tuiteros que no nos llevamos bien, pero todos tenemos en común que valoramos la libertad en las redes sociales. Si los políticos no se unen para trabajar en beneficio de la ciudadanía, nosotros podemos demostrar que a pesar de nuestras diferencias podemos unirnos para luchar por tener libertad de expresión, porque somos de los mismos, somos tuiteros, pongamos el ejemplo.

Ana Rent
@AnaRent