jaime-rodriguez-el-bronco

Desmenuzando lo que dijo Jaime Rodríguez Calderón sobre si la gente no tiene para comprar un cabrito, se puede conformar con olerlo, o lo pueden compensar comprándose unos tacos o unos elotes, y que si no tienen los padres para que sus hijos se suban a los juegos, entonces que solo los vean funcionar y con eso serán felices.

Lo dicho por Jaime Rodríguez tiene una razón de ser, y es que él mismo lo ha estado aplicando desde que llegó a la Gubernatura, como el mandatario no puede Gobernar por su falta de capacidad, lo ha estado compensando con andarse paseando y saludando a los visitantes al Palacio de Cantera y de la Macroplaza.

Lo dichos de Jaime rayan en la crueldad, ya que no había necesidad de recordarle a la gente de escasos recursos que no les alcanza para pagar los juegos a sus hijos o aquellos que no les sobra para comprar un cabrito, la gente de Nuevo León es muy trabajadora, de vez en cuando muchos se pueden dar un gusto, pero que el Gobernador de Nuevo León mencione eso está muy mal, ya que les restriega su realidad en sus propias caras.

Un gobernante debe de brindar esperanza a los ciudadanos, debe de decir que trabajara para que a la ciudadanía no le falte trabajo, o para que haya más fuentes de trabajo, un mandatario jamás, pero jamás, debe de ser pesimista, ya que es muy cruel.

Lamentablemente a como van las cosas en Nuevo León y con la actitud de Jaime Rodríguez, la economía del Estado tiene un futuro muy gris, y entonces Jaime seguramente va a aconsejar, que si los aficionados no tienen para pagar sus abonos o comprar un boleto en los estadios de la localidad, que lo escuchen en radio, o que si no tienen dinero para ir a un concierto, que se paren afuera del recinto para que lo escuchen.

Tristemente ante la falta de trabajo de Jaime pude llevar a un colapso financiero al Estado, ya que el señor se preocupa más por su campaña Presidencial, que por fomentar el crecimiento económico de Nuevo León.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom