jaime-rodriguez-procurador

Tremenda burrada sería elegir al Procurador por medio de una elección, los panistas y los priístas le andan siguiendo el juego a Jaime Rodríguez Calderón para que esa figura se votada por la ciudadanía, ¿por qué sería un error? pues fácil, ya que cualquier fulano con dinero y con relaciones en los medios de comunicación podría posicionarse fácilmente en el gusto de la población.

Algunos dirán que sería lo mismo elegir a un Procurador que un Alcalde o algún Diputado, y le respondo que no es lo mismo, ya que esa figura fácilmente podría ser financiada por algún grupo de la delincuencia organizada o algún grupo de poder.

Los políticos de Nuevo León se han estado comportando últimamente de manera muy extraña, ya que de repente cambiaron su clara opción al Gobierno del Estado, y es que resulta raro que a la primera llamada de Jaime Rodríguez los legisladores acepten sus retos, no quiero pensar mal, pero las cosas ya no son como hace unos meses antes, ya que poco a poco vamos viendo como los dos partidos de OPCIÓN están de dejando de ser una opción más.

Bueno, y volviendo a la posible elección del Procurador, tenemos que tomar en cuenta algo muy importante también, y es que, en caso de elegir a un Procurador de Justicia equivocado, los únicos culpables seriamos nosotros ya que se eligió por mayoría, sin embargo, si esa figura es elegida por medio de convocatoria sería muy fácil removerlo de su cargo en caso que resultara un Procurador ineficiente.

Seamos sinceros, México, y para ser más precisos, Nuevo León ha demostrado no tener el criterio suficiente para elegir a sus gobernantes, solo basta ver esta última elección para darnos cuenta, así que lo más conveniente sería quedarnos como hasta hoy estamos, que el Procurador de Justicia sea designado por el mandatario en turno, y sea ratificado por el Congreso, así evitaríamos grandes riesgos que esa figura sea contaminada por ciertos grupos.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom