Por más que quiero entender el actuar de la ex panista y Diputada Local Karina Barrón, no logró hacerlo, y es que haber renunciado al PAN, por ya no convenir con sus intereses ideológicos (léase intereses propios) y convertirse en Diputada “independiente” y que ahora ande de pata de perro apoyando al panista Rafael Moreno Valle (por no decir que anda de groupie), en verdad me confunde, y es que cuando alguien cambia de parecer ideológico en un dos por tres, deja mucho que desear sobre su ética legislativa, ya que de azul se va morado y de morado cambia nuevamente a azul, ¿raro no?

Recordemos que Karina Barrón renunció al PAN bajo la excusa de que no era tomada en cuenta por el resto de su bancada para la toma de decisiones, y principalmente en la selección de temas a tratar en la agenda legislativa del partido, pero si recordamos el mandato de Moreno Valle, el señor no es recordado por haber sido tan compartido a la hora de tomar decisiones, ya que hacía a un lado a todos sus allegados, y tomaba las decisiones unilateralmente, así que si Karina cree, piensa o se imagina que en caso remoto de que Rafael Moreno Valle gane la Presidencia de México la va a tomar a ella en cuenta, está más que equivocada, lamento profundamente desilusionarla.

En un principio Karina Barrón se inclinó hacia el lado de Jaime Rodríguez, pero al pasar de los meses y al darse cuenta de que las promesas del mandatario de convertirla en candidata independiente a la Alcaldía de Monterrey, eran más falsas que nada, ya que se dio cuenta que el mandatario había hecho esa misma promesa a otros más, al parecer Karina mejor buscó acercarse a Moreno Valle, que bien que mal, es más afín a sus ideologías políticas, ya veremos pues, en qué terminan los sueños de Karina Barrón, si del lado morado o del lado azul, y quién sabe, en una de esas del lado rojo.

Por otro lado, pero dentro del Congreso de Nuevo León, al que tampoco entiendo su actuar, es al diputadillo de Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, anda en friega llamando la atención con el caso de Javier Duarte, metiendo demandas por aquí y por allá, y es que teniendo en su propia tierra casos bastante bien sonados, anda subiéndose en carritos ajenos solo para que lo vean “jalar”, a Samuel le encanta llamar la atención, yo creo que mejor se debería dedicar a ser conductor de Multimedios en alguno de sus programillas chatarra, así obtendría más likes para su página de Facebook, digo, con eso de que a cada momento promociona sus redes sociales, alguien debería de decirle al diputadillo que presumir el gran estilo de vida que lleva, no es bueno, ya que lo único que consigue es que la gente común se niegue a apoyarlo, y no por envidia claro está, sino más bien, porque están cansados de la gran vida que se dan los políticos aquí en México, así que Samuel, deja de presumir que vives como rey, aunque sea con dinero de Movimiento Ciudadano, o de tu padre.

Otra que nomás no se espera absolutamente NADA de ella, es la Diputada suplente con suerte, sí, me refiero a la tal Mariela Saldívar, y es que hay que tener mucha suerte para que algún Diputado deje su cargo, los casos son muy pocos en verdad, algunos son por fallecimiento, y otros porque salen huyendo, a la suplente con suerte, no se le ve nada de nada, y no sea mal pensado, me refiero a que no se le ve que traiga nada que aportar a Nuevo León, dejando a un lado su personalidad simplona, a leguas se le nota que ella no tiene la capacidad intelectual para sentarse en una curul, pero bueno, si Concha Landa llegó, porque no Mariela con suerte, ojalá que le dure su estadía en el Congreso como Diputada suplente con suerte, ya que el ego de su compañero de bancada es demasiado grande, mismo que ocupaba hasta la banca de Concha “conchuda” Landa, y los que conocen personalmente a ésta mujer (Mariela con suerte) dicen que también tiene el ego más alto que su estatura, ya veremos de qué ego salen más, más, mas… bueno ya sabe a qué me refiero.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom