jaime rodriguez y manuel de la o

Las 49 personas fallecidas por Influenza en Nuevo León son parte de los daños colaterales de la guerra que tiene Jaime Rodríguez Calderón con los medios de comunicación, el mandatario del Estado ordenó desde el inicio de su administración que no se le pagará un solo cinco a las televisoras locales por publicidad, ésto obligó a las autoridades de salud a realizar campañas muy tardías en redes sociales y solo en algunas estaciones de radio propiedad de un buen amigo de Jaime, y según Manuel de la O y Jaime Rodríguez pagar publicidad en Facebook era más que suficiente para que la gran mayoría de los nuevoleoneses se diera cuenta que la Influenza era un peligro y que debían vacunarse.

Lamentablemente gracias a éste pensamiento cerrero se perdieron 51 vidas humanas hasta el día de hoy, ya que la mayoría de la gente no tiene acceso a Facebook y mucho menos a Internet, pero la gran mayoría tiene televisión y radio en casa, y bien que mal las televisoras locales tienen mucho arraigo en los hogares regios, el Gobierno de Nuevo León tranquilamente pudo haber lanzado una campaña de información en contra de la Influenza, pero por no querer pagar un solo peso a las televisoras que no lo apoyaron en campaña, Jaime Rodríguez nos llevó a un penoso y fúnebre primer lugar en muertes por Influenza en México, dejando a un lado la pena, duelen más esas vidas humanas que fueron víctimas colaterales de la guerra bronco-medios.

Y si le sumamos la pendejez (perdone usted la palabra) que embarga al titular de la Secretaría de Salud por andar distraído en el tema de la prohibición de fumar en restaurantes y casinos, y por andar de protagonista en el caso del jovencito Federico que atacó a sus compañeros en el Colegio Americano del Noreste,  tratando de exculpar a los padres del muchachito suicida, nos queda más que claro quiénes son los culpables directos de éstas 49 muertes, más las que se sumen ésta semana.

No es demasiado tarde para que Jaime Rodríguez entienda que Facebook NO lo es todo en la vida, tiene que enterarse que hay un mundo real del otro lado de las puertas del Palacio de Cantera, y si el caso es no gastar o no engordar los bolsillos de los dueños de las televisoras, pues que los busque que sea humilde, y les pida el apoyo para que difundan la campaña contra la Influenza de manera gratuita, y de lo cual estoy seguro que aceptarían sin chistar a esa propuesta, pero ésto solo depende de Jaime Rodríguez.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom