No me canso de preguntarme qué hicimos mal en Nuevo León para merecernos a un mandatario como Jaime Rodríguez Calderón, digo, por generaciones la gente de aquí hemos sabido salir avante a pesar del clima nada favorecedor, entre todos hemos salido de situaciones muy difíciles, como lo son los huracanes, la mayoría de la gente que conozco trabaja de sol a sol, muchos de ellos hasta con dos trabajos, gente trabajadora que siempre está en busca de mejorar económicamente, esto conlleva a que la economía en Nuevo León sea mejor que la del resto del País.

Así también el calor en verano es impresionante, y aún así salimos a trabajar duro, el frío también nos pega en la región, y ni eso nos ha impedido ser la punta de lanza en todo México, la gente, uff, no es por nada, pero me atrevo a afirmar que somos los mejores anfitriones, los más jaladores y los más cálidos de todo México, por éstas cosas a cada momento me pregunto, qué chingados hicimos para merecer a un gobernante tan mediocre como Jaime, un sujeto que desde antes de llegar a la Gubernatura tenía planeado chapulínear a la candidatura Presidencial, él dio muchas señales de lo que pasaría durante sus primeros tres años de mandato, aquí en ésta columna se los hice ver muchas veces, algunos me juzgaron de mentiroso y loco, pero el tiempo me dio la razón.

Hoy por hoy, Nuevo León ya no es el líder que era, ya casi son dos años con e mentado Bronco, el tiempo suficiente para que la mayoría de los nuevoleoneses y de los mexicanos se den cuenta de que está hecho Jaime Rodríguez Calderón, y es nada menos que de mentiras, de demagogia pura, es un priísta, es un soldado de Enrique Peña Nieto, sus intenciones son muy claras, ir como candidato independiente solo para robarle votos a Andrés Manuel López Obrador, y es aquí donde duele más, y no por AMLO, si no porque se están llevando entre las patas a Nuevo León, tantos esfuerzos por lograr un gran Estado está siendo tirado a la basura todo por un proyecto de roba-votos, sabemos perfecto que Jaime tiene cero probabilidades de ganar la Presidencia de la República, pero eso no les importa a los titiriteros del poder, los ciudadanos somos los que estamos sufriendo de la inseguridad, los ciudadanos somos los que estamos sufriendo por la falta de obras, los ciudadanos estamos sufriendo por la falta de un gobernante para Nuevo León, pero al parecer ésto nada importa.

En próximas semanas Jaime estará recolectando firmas los fines de semana, ya que estará utilizando una laguna legal que lo deja hacerlo, pero, ¿en verdad hay necesidad de esto? usar esa laguna legal solo para salirse con la suya, ésto lo deja igual o peor que a los que crítica, Jaime cada vez que puede crítica al PRI y al PAN, pero está utilizando las mismas artimañas de ellos para lograr algo de su interés, la acción de Jaime es un insulto para todos los nuevoleoneses, nos está faltando al respeto al asegurar que él puede hacer lo que quiera los fines de semana, cosa que no es así, ser Gobernador no tiene horario, es estúpido pensar así, irse los fines de semana a otros Estados utilizando el aparto gubernamental es ilegal, ya que sus vuelos y los de su séquito serán a costa del erario público, y aún así sigue diciendo que va en busca de la “nueva independencia” asegurando que los partidos políticos no deben de gastar dinero de los mexicanos, vaya hipocresía la de Jaime Rodríguez Calderón.

Urge que alguien le informe que ser Gobernador es de tiempo completo, no de 7 a 7  y que descansa sábado y domingo, como ha dicho su compinche de Manuel González, que él puede hacer lo que quiera en su horario de descanso, si así es de Gobernador, un mandatario flojo y desobligado, imagínense si llega a ser Presidente de México.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom