Luego de la denuncia en redes sociales del regidor Gabriel Valdez del Municipio de Cadereyta, Nuevo León, quien fue detenido por parte de policías municipales sin motivo alguno, el Gobernador interino Manuel González anunció en rueda de prensa que el control de la corporación policiaca del municipio, está ya a cargo del Gobierno del Estado.

De acuerdo a Manuel González el fenómeno delictivo a aumentado en los últimos años en Cadereyta, es por eso que el Estado toma el mando de la seguridad, agregando que se realizarán exámenes de confianza a todos los efectivos del municipio.

Bernardo González dio a conocer que también hay denuncias en contra de la corporación policiaca de Cadereyta por casos de corrupción, por los que 92 elementos que hay estarán bajo el mando de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom