andrómeda elisa cordero dlores

Mientras su madre Andrómeda Elisa Cordero Flores se encuentra recluida en el Penal del Topo Chico, el único sobreviviente a su ataque el pequeño Jesús Said, ha sido dado de alta del hospital particular donde se recuperaba de las cuchilladas que recibió.

El menor quien sufrió junto a sus hermanitas Elizabeth y Sofía el ataque de su madre el pasado 7 de septiembre en su casa de la colonia Rincón de Cumbres en la ciudad de Monterrey, se encuentra estable y ha abandonado el hospital la tarde de hoy.

Jesús Said, hijo de “la madre asesina de Cumbres” como es llamada por la sociedad nuevoleonesa,  es el único testigo y sobreviviente, mismo que ya ha declarado su versión ante el Ministerio Público, culpando de los hechos a su madre.

Andrómeda Elisa de ser declarada culpable de doble asesinato de sus hijas e intento de homicidio del pequeño Jesús Said, alcanzaría hasta 105 años de prisión.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom