roberto flores treviño

Como queriendo echarle gasolina a las cenizas que quedaron tras la masacre en el Penal del Topo Chico, y para crear una cortina de humo, Roberto Flores Treviño, Procurador de Justicia, asegura que Arturo Bernal González, quien fuera Subdirector de Seguridad del Penal del Topo Chico podría recibir MIL DOSCIENTOS años de cárcel por la muerte de los 49 reos, leyó usted bien.

La acusación tan exagerada hacia los empleados del Penal del Topo Chico, son solo para cubrir a los verdaderos responsables de la masacre, las autoridades ya debieron de haber exhibido a los presos que con sus propias manos realizaron tal barbarie.

Las imágenes de los presos muertos del Penal del Topo Chico que circulan en redes sociales dejan muy en claro la saña con la que fueron ejecutados los reclusos, golpeados hasta la muerte, picados con diferentes instrumentos punzocortantes en todo el cuerpo, con sus rostros desfigurados, es así como los ejecutores dejaron a sus víctimas.

El Procurador Roberto Flores en las conferencias de prensa está tomando una actitud un tanto grosera y cortante, pero no crea que es porque ande de mal humor, no señor, sino más bien se trata de una estrategia, aparentar molestia para cuando le toquen un tema que no le convenga dar por terminada la conferencia.

El afán de querer venderle a la sociedad que el Penal del Topo Chico ya está en sus manos es también parte de la estrategia de desviar la atención hacia los verdaderos autores materiales, son solo dos posibilidades del por qué esta actitud de encubrimiento.

Una pude ser que no tuvieron la capacidad para poder detectar quiénes fueron los autores MATERIALES, ya sea por haber manchado la escena del crimen o porque de plano no funcionan las cámaras de seguridad y no tienen evidencia alguna, y la otra que en verdad no la creo posible, pero no podemos descartar, es la intención de encubrir a los criminales, ¿con qué fin? no lo sabemos.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom