Rodrigo MedinaComo era de esperarse, las traiciones y los acuerdos siempre serán los principales actores en el Congreso de Nuevo León, entre el PRI y el PAN resurgió la esperanza de ser los dos únicos jugadores para las próximas elecciones 2015, los partidos pequeños como el PT, Nueva Alianza y PRD tendrán en extremo difícil conseguir un lugar en el Congreso en la próxima legislatura, así mismo los grupos de ciudadanos que buscan las candidaturas ciudadanas.

Este acuerdo sabemos que no fue pactado en Nuevo León, la orden venía directamente desde Presidencia ya que el líder del PAN supo manejar bien su as bajo la manga, y obligó a que Enrique Peña Nieto tomara cartas en el asunto, por ende dejando al descubierto la falta de oficio político del Gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

Con esto se da un fuerte y certero golpe a la ilusión que tenía Rodrigo Medina de querer imponer a sus gallos para las próximas elecciones, la Presidencia está sumamente molesta con la falta de capacidad política del Gobernador de Nuevo León, ya que dejó en peligro la Reforma Energética y la situación llegó demasiado lejos, piensan que no había necesidad de tanto desgaste, así que no se sorprenda que como “castigo” al PRI Estatal el Presidente Peña Nieto entregue la gubernatura al PAN.

Lo que sucedió aquí en Nuevo León no fue cualquier cosa, ya que el acuerdo entre el PRI y el PAN de votar por la Reforma Político-Electoral deja entrever el poder del Presidencialismo, y en el Palacio de Cantera ya no hayan qué hacer, están sumamente preocupados por lo que viene, el Gobernador y el Secretario de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa andan dando vueltas en círculo en sus oficinas, ya que presienten la broncota que se les viene encima.

En próximas semanas veremos cómo varios de los gallos de Rodrigo Medina reculan sobre su intención de buscar alguna candidatura, hoy el PRI de Nuevo León no siente miedo, sino terror a lo que viene, de seguro el Revolucionario Institucional tendrá varios movimientos también ya que el día de ayer sonaron varios teléfonos priístas, llamadas de larga distancia, precisamente de la Ciudad de México.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom