AEINuevo Léon de vuelta está pasando por una ola de ejecuciones, cada vez son más los crímenes relacionados con el narcotráfico, hace unas semanas se había tranquilizado un poco la situación, pero fue por las épocas electorales.

Las autoridades estatales han informado que los secuestros van a la baja y el Ejército ha asegurado que Los Zetas están perdiendo fuerza en el Estado.

Pues la verdad, los hechos dicen lo contrario, más de 24 personas ejecutadas, desmembrados, destazadas y con mensajes clavados con desarmadores en menos de 24 horas demuestra quién manda y controla la “plaza” de Nuevo Léon.

Rodrigo Medina de la Cruz no se cansa de presumir que en el Estado sí hay control por parte de la ley, pero la verdad no se ve nada, casi siempre que alguien relacionado con la seguridad en Nuevo Léon da una declaración afirmando que vamos bien, que son menos los crímenes, los robos, los secuestros y ejecuciones, el Crimen Organizado responde al Gobierno con una ola de ejecuciones.

Las autoridades deberían de callarse y dejar de presumir algo que no tienen, que se pongan a jalar y a ejercer presión a las cabezas de las instituciones policiacas, ya que estas son las responsables de dar seguridad a la ciudadanía.

Es muy triste amanecer y encontrarse con noticias de ejecuciones en la ciudad, esto te desanima a seguir echándole ganas a la vida y querer comprar un buen coche o una mejor casa, la verdad lo que piensas cuando ves que la violencia sigue es querer pasar con bajo perfil y así no llamar la atención de los criminales.

Diego de Montemayor