Los elegidos se han puesto a trabajar, pues la bancada del Partido Acción Nacional presentó la primera iniciativa que ingresa al Congreso del Estado de Nuevo León, la misma provocó el miedo de algunos.

Así, el PAN mediante una iniciativa de reforma a la Constitución Política local y al Reglamento Interior del Congreso del Estado, ha propuesto eliminar el fuero, es decir que los funcionarios de primer nivel ya no estén protegidos, claro, incluido EL SEÑOR Rodrigo Medina de la Cruz.

Si se quita el fuero, se evitaría la impunidad y corrupción que abunda entre los funcionarios de primer nivel, por ejemplo diputados locales, alcaldes, regidores, síndicos, magistrados del Tribunal Superior de Justicia, y el procurador de Justicia del Estado, etcétera.

Quien brilló y se encargó de presentar la polémica iniciativa fue el panista Enrique Barrios, quien habló fuerte y en su discurso mencionó que los ciudadanos quieren verdadera justicia, y si un funcionario actúa ilícitamente debe ser procesado sin privilegios.

Estamos convencidos de que la clase política no debe tener privilegios mayores que el resto de los ciudadanos, porque más allá de las razones de doctrina, hoy por hoy el fuero es percibido como impunidad y corrupción. Los diputados del PAN estamos por la aplicación irrestricta de la Ley sin distingos. Queremos que nosotros, los diputados y el resto de los servidores públicos a los que la Constitución les otorga este privilegio, incluido el Gobernador del Estado, seamos tratados que el resto del pueblo y que si existen elementos para que se proceda penalmente, pues que se siga la Ley y se llegue hasta sus últimas consecuencias. El que nada debe, nada teme”, expresó Enrique Barrios.

Se propone que el Gobernador al igual que todos los ciudadanos, respondan por todos los ilícitos cometidos, sean o no considerados delitos graves, pues el titular del Ejecutivo del Estado más que nadie en el estado, es quien debe conducirse diariamente respetando los derechos de los demás”, agregó el diputado.

Hemos estado viviendo en un régimen de excepción señores, en el que las leyes tienen dos formas de tratar la comisión de un delito, uno para la gente que es derechito al penal, derechito al Ministerio Público, y otro para los funcionarios de primer nivel, en que primero el Ministerio Público tiene que pedir permiso al Poder Legislativo, creemos que eso no es correcto”, dijo el panista.

El Ministerio Público sólo puede actuar contra una persona, cuando hay elementos que presuman la comisión de un delito, entonces eso ya es una protección porque nadie puede ser enjuiciado o llevado ante un proceso penal, por meras acusaciones sin fundamentos. Creo que esa protección de la que goza el ciudadano es la que deben gozar todos los funcionarios públicos y no más”, mencionó Barrios ante sus compañeros.

Tomando en cuenta que las instituciones públicas han madurado, que la ciudadanía está cada día más comprometida en la vigilancia de las acciones públicas, que los medios de comunicación cumplen con su función de dar a conocer lo que han los gobernantes y estando inmersos en un ambiente de transparencia de la función pública, y de acceso a la información, este fuero, que nació justificado ante la posibilidad de ser perseguido penalmente por razones políticas, hoy ya no tiene lugar”, finalizó Enrique.

Bernardo Reyes