odessa y margarita arellanes

El problemón en el que está metido el Municipio de Monterrey por no entregar a tiempo los fondos de ahorro los cuales superan el millón de pesos, a casi 600 empleados municipales es la punta del iceberg, el “error” obviamente no es por falta de experiencia de la administración, ni tampoco se debió a problemas administrativos como lo aseguró el recientemente nombrado Secretario de Ayuntamiento, Jesús Hurtado Rodríguez.

Es que depende de cada empleado y su nivel de aportación de cómo se haya comportado también el mercado en cuanto a los intereses por eso es el retraso que se ha tenido en cuanto a la entrega de estos fondos de ahorro”, aseguró Jesús Hurtado.

En verdad el pretexto presentado por el ex Diputado Local deja en evidencia que lo pescaron en “curva”, ya que para este tema existen fórmulas con las que no tienen que quebrase la cabeza para sumar, restar, ni multiplicar, para poder “calcular” cuánto le toca a cada empleado, y máxime si la empresa Operadora de Desarrollo Social contratada para este fin se dedica a este rubro.

Algo está pasando entre ODESSA y en el Municipio de Monterrey comandado por Margarita Arellanes Cervantes, aquí hay gata encerrada, ya que es MA´s que bobo el pretexto presentado por el Secretario de Ayuntamiento.

Quién sabe, pero entre los rumores de los burócratas municipales corre la versión de que esa lana la ocuparon para invertirla en las obras que serán el “sello” de Margarita Arellanes, no se ilusione apreciable lector, hablo de las decenas de plazas que ha rehabilitado entre comillas la edil regia.

Aunque los que más conocen a fondo el Municipio regio, afirman que esa lana sí la tienen, pero estaba siendo parte del “guardadito” para la ya casi imposible campaña a la gubernatura 2015 de la Alcaldesa de Monterrey.

Por lo pronto como por arte de magia después de 11 meses de retraso, será el próximo 15 de noviembre cuando se les será entregado el fondo ahorro a los empleados municipales, y pues no quiero pensar mal de la administración regia, pero eso que de repente la empresa ODESSA y el Municipio aprendan tan rápido cómo “calcular” la entrega del dichoso ahorro, despierta un sinfín de dudas, ¿usted qué piensa? Seguramente saldrán más casos así.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom