Mauricio Fernández Garza está demostrando el gran amor que le tiene al Municipio de San Pedro, su decisión de reelegirse para ir por cuarta vez por la alcaldía, es un acto de amor como pocos se han visto en la vida política en Nuevo León, los que lo conocen personalmente saben que para Mau ser alcalde no es negocio, ya que muchas veces él pone de su propio dinero para ciertas cosas de la municipalidad, sacrificar su tiempo para darlo a la sociedad no cualquier empresario lo hace, sabemos perfecto que él podría andar disfrutando de lo lindo en cualquier parte del mundo gastando su fortuna, sin embargo Mauricio busca darle continuidad a los proyectos para que la sociedad de San Pedro esté mejor.

Algunos andan diciendo que Mauricio tenía miedo que Rebeca Clouthier podría ganarle a sus gallos, pero la realidad es que ese rumor tiene cero fundamento, ya que la sinaloense no tiene peso ni siquiera para ganarle al 5 X, cualquiera de los tres suspirantes que se rumoreaban, Homero Niño de Rivera, Jesús Horacio González y Rafael Serna le hubieran ganado por mucho margen a la Clouthier, y es que la señora Rebeca no trae nada en el morral, el único apoyo palpable es el de su protector el Senador Raúl Gracia, quien a propósito mando a sus operadores a presionar al personal panista que labora en el municipio, los que se enteraron de esto aseguran que hubo hasta amenazas de correrlos del PAN si no apoyaban a la Rebeca, por lo que algunos fueron a poner la queja ante su jefe Mauricio Fernández, mismo que ya dijo que habrá consecuencias a quien sorprendan realizando éstas acciones.

Nada más para que noten la calidad de unión que hay entre los suspirantes a la alcaldía de San Pedro, Mauricio, Homero, Horacio y Rafa, firmaron una carta dirigida al líder Estatal de su partido, Mauro Guerra para pedirle que solicite la intervención del Comité Ejecutivo Nacional del PAN para que sean estos los que elijan al candidato que los representará en las próximas elecciones, de que hay unión, hay unión, por lo pronto que alguien le vaya explicando a la sinaloense de Rebeca que su apellido no pesa en San Pedro, que quizás por sus tierras pueda que aún se acuerden de su apellido y en una de esas logrará realizar su sueño, ya que San Pedro es un asunto serio, y que ella no tiene el suficiente arraigo para que los sampetrinos crean en ella, y tampoco el equilibrio mental y emocional para gobernar un municipio tan importante.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom