Foto de ElNortecom
Foto de ElNortecom

Para todos aquellos que se preguntaban dónde estaba Margarita Arellanes Cervantes, ex Alcaldesa de la Ciudad de Monterrey, luego de que se diera a conocer que había adquirido con el erario municipal un seguro para servicios legales de más de 7.5 millones de pesos, fue captada por un ciudadano según información del periódico El Norte en Miami, Florida, Estados Unidos.

La ex Alcaldesa Margarita Arellanes fue captada el pasado fin de semana en compañía de su esposo Roberto Garza y de sus hijas comprando artículos del equipo local de la NFL Los Delfines, y claro está por las imágenes se nota que adquiría a diestra y siniestra los souvenirs que no son nada baratos.

Sin embargo los comentarios en redes sociales no se hicieron esperar, ya que la situación financiera por la que atraviesa la actual administración de Adrián de la Garza, es verdaderamente crítica y todo por los malos manejos y la “desaparición” de varios miles de millones de pesos que no se han encontrado por ningún lado.

El comprar en tiendas de lujo y los viajes en aviones privados de Margarita Arellanes, representaron en su momento una burla para los ciudadanos que vivían día a día el problema de los baches que inundan la regia ciudad, ahora el repudio de los regiomontanos hacia Margarita Arellanes es mayor luego de conocer que se “protegió” con dinero del Municipio de Monterrey, para ser defendida legalmente de cualquier demanda o denuncia penal en su contra, mientras tanto se la pasa de lo lindo en compañía de su familia en Miami, Florida, luego de haber regresado de unas intensas vacaciones por Europa.

Ahora solo esperamos que las autoridades hagan lo suyo, porque esconder deudas por pagar a proveedores, esconder el dinero de los burócratas, el protegerse de demandas o denuncias, y vaya a usted a saber cuánto faltante de dinero y desvío de recursos municipales le vayan a encontrar a Margarita Arellanes, no puede quedar impune y dejar que pase su vida victoriosa la ex Alcaldesa regia por haberle quitado a los ciudadanos de Monterrey los recursos para las mejoras de la ciudad, como si le hubiera quitado una paleta a un niño y éste solo se quede llorando.

La corrientada de “esconder” recursos que no se encuentran y “blindarse legalmente” son una muestra más de la bajeza moral en la que vive Margarita Arellanes, los Diputados Locales y las autoridades de Nuevo León, pueden y tienen el deber moral con la ciudadanía de llamar a cuentas a la ex Alcaldesa regia.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom