Si los ex panistas Iván Garza y Karina Barrón Perales creyeron que tendrían la oportunidad de apoderarse de Movimiento Ciudadano les informo que no podrán hacerlo, a Samuel García, líder Estatal del partido naranja, le ha costado mucho esfuerzo levantar la marca, ni el supuesto apoyo ciudadano que dice tener Iván ni el favor que le hizo Rafael Moreno Valle a Karina, lograran que Samuel pierda el liderazgo de partido, el afán de este par de chaqueteros por llegar a donde quieren sin importar el partido, los deja muy mal parados ante la sociedad, ya que gracias a Jaime Rodríguez los ciudadanos ya aprendieron que aquel político que cambia de partido no es confiable.

Karina llegó a la diputación gracias al PAN, pero como la señora no logró conseguir la coordinación de bancada en el Congreso de Nuevo León decidió cambiar de camiseta y se aventó a los brazos del mentado Bronco, ya estando con la marca independiente Karina creyó las promesas del mandatario con licencia, pero el poco oficio político de Barrón la llevó a creer que sería la candidata independiente a la alcaldía de Monterrey, pero al ver que solo fue usada por Jaime decidió buscar otros aires y fue así que buscó ser la asistente personal del panista Rafael Moreno Valle cuando él venía al Estado, ya que el poblado en ese momento sonaba como el bueno que abanderaría la coalición “Por México al Frente”, pero al pasar los meses las posibilidades de Moreno Valle se fueron debilitando, por lo que la Karina mejor decidió cobrarle el favor, y le pidió que intercediera por ella ante el líder Nacional de MC, Dante Delgado, y fue así que Barrón Perales se pudo colar como aspirante para el Distrito 8, a pesar de que se puso sus “moños” (solo en sus sueños) la señora no pudo conseguir que le cedieran una pluri.

Por el lado de Iván Garza, al ver que perdió los apoyos de los que mueven la mafia del padrón del PAN decidió humillarse y pedirle a su protector José Serrano que le comprara la posición en Movimiento Ciudadano también por medio de Dante Delgado, es triste ver a gente que dejan atrás sus referencias políticas con tal de llegar al poder, hoy a diferencia del 2015, la sociedad está más despierta y comprendió que aquellos que no les importa cambiar de creencias políticas a diestra y siniestra son los peores, ya que dejaron atrás su moral y decencia, o bueno, lo que les quedaba de ello.

Samuel García ha ido madurando poco a poco, cometió muchos errores, sí, pero por donde le busquen él se ha encargado de posicionar la marca naranja, es más, dejando atrás su soberbia de ser el único foco en Movimiento Ciudadano, decidió abrir las puertas a otros dos jóvenes que le quitarán cámaras, me refiero a Agustín Basave Alanís y Luis Donaldo Colosio Riojas, ambos hijos de grandes referentes de la política en México, así que ahora son tres los personajes que defenderán al menos aquí en Nuevo León, que los arribistas se lleven las posiciones fáciles, las plurinominales.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom