La mañana de éste pasado lunes, un hombre adicto al tolueno y al pegamento industrial, asesinó a patadas a su hija de un mes de nacida, argumentando que ya lo tenía aturdido con tanto llanto, esto en el Municipio de Santa Catarina, Nuevo León.

De acuerdo a lo informado, la madre de la pequeña asesinada de 18 años de edad quien trabaja de empleada doméstica, dejó a la recién nacida y su hijo de un año y medio al cuidado del padre identificado Adrián M. de 20 años de edad quien está desempleado, argumentando a las autoridades que ya no aguantaba a bebita de tanto llorar y que desconoce por qué reaccionó de manera violenta en contra de la bebé de apellidos Martínez García quien murió sin ser registrada.

El padre presunto homicida de la recién nacida mencionó a las autoridades que la bebé estaba en la cama y que estaba aturdido por lo que pateó en ambos costados del cuerpecito hasta que la tiró de la cama.

Sin embargo la bebita lloró más debido a los golpes recibidos y el padre de ésta la volvió a patear en la cabeza contra la pared, fue entonces que la bebé dejó de llorar y quedó inconsciente.

Fue entonces que el padre reaccionó de acuerdo a su declaración y la llevó al Hospital Universitario el lunes a las 11:00 horas, sin embargo la bebita llegó sin vida.

El presunto asesino confesó a su esposa que lo que le había hecho a su hija, mientras que el cuerpo de la bebé fue sometida a la autopsia de Ley, quienes confirmaron a las autoridades que la recién nacida murió por edema cerebral y contusión de cráneo.

La tarde de éste martes Adrián M. fue detenido en su domicilio por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y fue internado en el Penal del Topo Chico, en donde llevará su proceso.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom