Y luego nos preguntamos por qué el nivel de debate en Nuevo León está de la chingada, y el claro culpable es Jaime Rodríguez Calderón, solo basta replicar las palabras que le dedicó al Diputado Local Gabriel Tláloc Cantú, “Algo ha de traer atrás el Diputado Tláloc que no lo deja estar tranquilo, ese es el problema, creo más bien que es una obsesión de Tláloc no vaya a ser que le guste Ernesto Canales” qué tal las guarradas del mandatario, es vergonzoso que alguien que representa a los nuevoleoneses ande de hocicón dando a entender que a un hombre le gusta otro hombre, con esto bajando el nivel del debate político, no es políticamente correcto andar haciendo señalamientos que hieren el honor de alguien, pero bueno, se trata de Jaime, qué podemos esperar.

El legislador priísta no se quedó con los brazos cruzados, y este le contestó a Jaime mediante un tweet, en este caso, no es que un servidor justifique la reacción de Tláloc, pero sí hizo bien para defender su honor, al decirle al mandatario lo siguiente:

Lo que le dice el Diputado al mandatario deja cierta dosis de verdad, ya que el mismo Jaime pone en duda la honorabilidad de Ernesto Canales, pero hay algo muy delicado que Jaime no tomó en cuenta al poner el tema de la homosexualidad en la mesa de discusión, que el que se lleva se aguanta, así que esperemos a ver qué más sale, por otro lado las amenazas de Jaime con lanzar una controversia constitucional contra la Ley Anticorrupción nos debe de dejar muy en claro que le mandatario lo que busca es que el Fiscal General sea designado bajo el voto popular, cosa que como un servidor lo anticipó ya hace varios meses, el mismo podría ser financiado hasta por la delincuencia organizada para poder lograr una gran popularidad entre la sociedad, y la justicia no debe de ser manejada por alguien que pueda ser muy popular, sino más bien por alguien que sea designado por sus capacidades y su honorabilidad comprobada.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom