jaime percepción

Jaime Rodríguez Calderón sigue con la misma cantaleta de siempre, que los medios de comunicación son los creadores de la percepción de inseguridad en Nuevo León, pero fiel a su estilo de incongruencia acepta que hay más cárteles de la droga operando en el Estado, mismos que no dará a conocer para no alarmar a la ciudadanía.

Es lamentable que Nuevo León esté en manos de alguien que un día dice una cosa y al otro se contradice, sabemos perfecto que ya no son solo los Zetas, los del CGD, los del Noreste, ni los Beltrán Leyva los que operan en el Estado, por lo menos son otros tres cárteles los que están peleando la plaza, y el Gobierno de Nuevo León no quiere dar las alertas necesarias para que nos cuidemos.

Mientras Jaime Rodríguez siga de terco buscando la Presidencia de la República,  Nuevo León está prácticamente asentado en una bomba de tiempo, por diversas vías he escuchado que se aproxima una nueva oleada de inseguridad, incluso me dicen que lo que hoy se vive, no será nada, y eso que los miembros del Pulso Metropolitano miden la percepción de inseguridad igual que la de octubre del 2012.

Es una obligación constitucional del Estado brindar seguridad a sus gobernados, mientras los nuevoleoneses no obliguemos al Gobierno de Nuevo León a que se ponga las pilas, no lo hará, no tenemos que esperarnos a que las cosas se pongan más difíciles, solo basta recordar cómo fue a través de las redes sociales que se le exigió al entonces Gobernador Rodrigo Medina de la Cruz que tomara cartas en el asunto.

Por ese medio los nuevoleoneses podemos hacer entender a Jaime Rodríguez que la seguridad de la ciudadanía no debe estar en juego, y que si quiere ser candidato a la Presidencia que renuncie, porque evidentemente no puede con las cosas, ya que no tiene la capacidad mental para estar con un ojo al gato y otro al garabato, Nuevo León no se gobierna con puro bla, bla, bla, que es lo único que sabe hacer el mandatario estatal.

Jaime debe de tomar la decisión por sí mismo, ya que de no hacerlo, corremos el riesgo de sufrir lo que se vivió con la ex Alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, el desprecio que dejó sentir la edil regia a los regiomontanos cuando no fue candidata a Gobernadora fue muy notorio, ya que después de eso se dedicó a pensar en su futuro económico y no en el bien de la comunidad.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom