Luego de una larga comparecencia ante un Juez de Control, los ex funcionarios Francisco Valenzuela Castellanos y Pedro Cisneros Santillán, imputados por la Fiscalía Anticorrupción por otorgar 51 millones de pesos indebidamente a la Sección 50 de Maestros, lograron abandonar el Penal del Topo Chico y se les otorgó el arraigo domiciliario.

De acuerdo a lo trascendido, los ex funcionarios de la administración de Rodrigo Medina, permanecerán llevando el proceso en sus domicilios que debidamente comprobaron en el Estado de Nuevo León.

Los ex Subsecretarios de Egresos de la administración pasada, mediante sus abogados, solicitaron al Juez de Control definir primero la medida cautelar, logrando el arraigo domiciliario, esto antes de decidir si desean ser vinculados a proceso hoy o en próxima audiencia, ya que los abogados analizan el expediente.

Los ex funcionarios tienen 3 días para entregar sus pasaportes y deberán asistir a firmar al Palacio de Justicia de Monterrey cada 15 días, ésto mientras se lleva a cabo su proceso judírico.

 

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom