Monterrey
La gran mayoría queremos un cambio, muchos sabemos que el cambio es hacia la izquierda, pero algunos ponen pretextos, dicen que ésta izquierda no les representa y en parte tienen razón. Pero no se trata de discutir, se trata de solucionar.

Nosotros, los que no estamos de acuerdo en que existe una izquierda merecedora del voto ciudadano, tenemos que dictar la pauta de las acciones futuras de la izquierda partidista, tenemos que proponer, tenemos que criticar, tenemos que solucionar de raíz.

Así tenemos que demostrar con hechos congruentes que somos una izquierda digna del reto que es solucionar de raíz los problemas populares. Tenemos que empezar de cero nuestra aportación, para sumarle a los años de lucha de la izquierda tradicional. Tenemos que, de manera democrática, encontrar las soluciones de raíz a los problemas que tanto afectan nuestra vida en México.

Evidentemente no podemos obviar la crítica ni la denuncia a los responsables de nuestra terrible realidad, es nuestra responsabilidad explicar las causas y castigar a los culpables, no podemos hacer borrón y cuenta nueva, no podemos faltarle al respeto a todos los que han sido afectados por las políticas elitistas de los millonarios, gestionadas por sus lacayos, los políticos de derecha.

Hay que definir cuál es el grupo que nos tiene oprimidos, esos que impusieron e imponen a los gobernantes, para que apliquen el modelo económico que les favorece. El neoliberalismo favorece a los tenedores del capital, y por ende castiga al factor trabajo, a la clase trabajadora, evidentemente los responsables de esto son los tenedores del capital y tenemos que verlos como enemigos políticos, unos enemigos que se deben vencer por la vía pacífica, por la vía electoral.

Los fundamentales no negociables en la izquierda que yo comparto, son dos: ser libertaria, y ser redistributiva en el poder político y económico. El debate está en los cómos. Todo con el objetivo de proponer soluciones de raíz.

Nuevo León merece y necesita (de manera urgente) una izquierda digna de su gente. Digna de su gente trabajadora, honesta, solidaria, emprendedora, aferrada y respetuosa de su sociedad. Merece una izquierda que proponga un proyecto que solucione de raíz los problemas de nuestro estado, éste proyecto lo debemos construir todos juntos, entiéndase todos, como los que coincidimos con los fundamentales de la izquierda que busca solucionar de raíz.

La paz y la justicia deben estar plasmadas en ese proyecto que los ciudadanos organizados políticamente llevemos a su materialización, es una obligación cívica y humana que tenemos que aceptar nosotros, los que queremos el bienestar social de Nuevo León, los que queremos la tan ansiada democracia.

@GerardoCornejo