Luego del super operativo realizado por las autoridades de Nuevo León, encabezado por el Procurador Bernardo González, en casas de la Colonia Independencia en Monterrey, Nuevo León, una familia denunció que su casa fue cateada por equivocación y que les causaron muchos destrozos en su vivienda.

La denuncia fue presentada ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, indicando que su domicilio ubicado en la Calle 5 de Febrero al oriente coincidía con el número que Policías Ministeriales, Militares y Fuerza Civil buscaban, sin embargo era al poniente.

Personal de la CEDH acudió al domicilio afectado a tomar fotografías de los daños causados por las autoridades, en donde la familia indicó que fueron elementos de Fuerza Civil y Agentes Ministeriales los que les causaron los destrozos.

Por lo que solicitan también a las autoridades el apoyo por el abuso policial cometido durante el cateo en el cual se equivocaron.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom