jaime-palacio

Si algunos funcionarios pensaban que el “perdón” otorgado por parte del Gobierno de Jaime Rodríguez Calderón a Rogelio Benavides Pintos, y a la empresa MIROF, pasaría desapercibido, se han equivocado, ya que los reclamos de la sociedad por tan nefasta decisión van en aumento día a día, personajes políticos, líderes sociales y ciudadanos en general han demostrado su descontento por tal complicidad, o más bien, por el espaldarazo que les han dado a los dos actores principales del caso cobijagate.

Esa decisión de Jaime Rodríguez de no sancionar penalmente a los claramente culpables del quebranto del erario público, marca un parteaguas de ésta administración “independiente” ya que muchos que habían otorgado el beneficio de la duda a Jaime se han dado cuenta que es un político más, cuestión que le afecta notablemente en la poca credibilidad que le quedaba al mandatario.

Jaime Rodríguez nos ha dejado muy en claro que primero son los compadres y después la justicia, ya que como bien sabemos, Rogelio Benavides Pintos fue parte esencial de la campaña, bueno, como siempre es importante el primer ejemplo, no es necesario ser brujo, para saber que esperaremos de ésta administración “ciudadana”, el perdón para los que sean exhibidos realizando quebrantos financieros será la línea a seguir de esta administración.

Como era de esperarse, el “mesías” político que prometió salvar a Nuevo León de los corruptos, resultó ser un charlatán más, haciendo gala de su poder de merolico, Jaime Rodríguez envolvió a los nuevoleoneses, mientras sus cómplices nos quitan la cartera, pero lo peor del caso, es que nosotros mismos estamos permitiendo que nos roben en despoblado, y lo peor es que no hacemos nada por detenerlos, así que no toda la culpa recae en el movimiento “independiente” sino también en nosotros.

Claro que no por eso tenemos que callarnos, es momento que ésta administración tenga que entender que no nos dejaremos más, así que hay que levantar la voz, es momento de sacar el coraje que nos caracteriza a todos los norteños, hay que poner un alto, antes que ésta administración resulte peor que las pasadas.

Jaime Rodríguez está a punto de cumplir un año en el poder, un año que se la ha pasado diciendo que no tiene dinero, lo cual es una gran mentira, ya que la Federación le otorgó a Nuevo León más recursos que los que le dio a Rodrigo Medina de la Cruz en su último año de administración, debemos exigirle a Jaime que nos informe dónde están esos miles de millones, y preguntarle por qué tomó la decisión de guardarlos, y no utilizarlos en obras o en ampliar la seguridad del Estado.

El mandatario pensaba que podría “adormilar” a la ciudadanía con la cacería de brujas en contra de ex funcionarios, y que así podía estar dos años sin hacer nada por el Estado, y que cuando ocupara el apoyo de los nuevoleoneses para buscar la candidatura para la Presidencia, podría contar con la venia para irse en busca de su sueño guajiro, pero para el bien de Nuevo León, Jaime se equivoca, ya que un año es más que suficiente como para pasar por el “noviciado”.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom