Cesar Serna de LeónEl que se anotó un strike fue el diputado local del PRI César Serna de León, con una acusación falsa en contra del municipio de San Nicolás, al legislador le pasaron mal el chisme, sobre un supuesto super pago por mantenimiento de parques y jardines por parte de la administración de Pedro Salgado.

Según el bonachón del diputado local César Serna, el municipio de San Nicolás pagó entre los meses de enero a septiembre la cantidad de 37.9 millones de pesos, a Teófilo Alfonso Morales Salazar, Jesús Limón Ramírez y a Elías Mier Galindo por concepto de mantenimiento de parques y jardines.

Creo que se contratan jardineros de los Yankees de Nueva York o de Ligas Mayores de Beisbol. Son jardineros muy caros”, afirmó Serna de León.

Para empezar los pagos que se están realizando por ese concepto, son parte de la deuda de la administración pasada y no de la actual, ninguna de las personas que el Diputado menciona están dando el servicio de jardinería al municipio actualmente, ni tienen contrato, ni trabajan para la actual administración.

El diputado quiso anotar un jonrón, pero le falló feo, ya que su “fuente” solo lo utilizó, como legislador falló, ya que denunció el hecho como si fuera real lo que él dice, una vez más César Serna ha demostrado que solo sirve para tres cosas, para nada, para nada y para nada.

Además, le recomendamos a César que se dé una vuelta por todo San Nicolás de los Garza, municipio que se distingue por tener los parques, plazas y jardines más bonitos de todo Nuevo León, mismos que son aprovechados diariamente por los ciudadanos, quienes acuden a convivir con su familia o amigos, otros tantos los utilizan para ejercitarse, entre otras buenas actividades.

Ya veo que el diputado César Serna solo sabe hablar de béisbol, y que como investigador salió muy malo, y que su único “logro” ha sido ser hijo del líder de la CROC Agustín Serna Servín, malo malo le salió su muchacho para los chismes y las investigaciones, me extraña con un padre como el que tiene, debió haberle enseñado que para “poner dedo” se debe investigar y luego lanzar la bola.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom