denunció a su sobrino

Un caso inédito en los Estados Unidos, una neoyorquina, Gerente de Recursos Humanos de una empresa, demandó ante la corte a su sobrino por haber saltado de alegría a sus brazos y provocarle una fractura de muñeca.

Jennifer Connell de 54 años, interpuso una demanda en la Corte de Connecticut en contra de su sobrino por el hecho ocurrido el pasado 18 de marzo del 2011, cuando éste cumplió 8 años, mencionó que acudió a la fiesta del niño Sean Tarala en Westport, Connecticut, y que la efusiva bienvenida de su sobrino le causó daños físicos, ya que dijo la hizo caer y romperse la muñeca.

La tía de Sean Tarala solo acusa al niño y le exige la cantidad de $127 mil dólares por daños y perjuicios, en su primer testimonio ante la Corte, la mujer señaló lo siguiente:

Cuando llegue a la fiesta de cumpleaños de Sean éste exclamó con entusiasmo ¡tía Jen, tía Jen!, luego de repente él estaba en el aire y me pidió que lo atrapara, cuando lo hice me caí al suelo y éste exclamó ¡Te amo tía Jen!, esto cuando yo estaba tirada en suelo con la muñeca fracturada

Indicó en su testificación que ella vive en Manhattan en un tercer piso sin ascensor, por lo que le fue muy difícil sobrellevar la quebradura de muñeca, y que hoy en día su capacidad de apreciar las actividades de la vida se han reducido después de la fractura.

El niño quien actualmente tiene  12 años se presentó en la Corte de Connecticut acompañado de su padre quien es hermano de Jenniffer, ya que su madre falleció hace un año.

Para suerte del pequeño, la Corte desestimó la denuncia de Jennifer Connell por considerarla fuera de lugar, ya que el niño en ningún momento quiso lastimarla, solo expresarle su amor que desencadenó un accidente.

Gonzalitos
@GonzalitosCom

@RegiandoCom