adrina de la garza

Debido a la ola de asaltos bancarios en Nuevo León, las autoridades han decidido que en las instituciones bancarias se sigan y se respeten los ya tradicionales reglamentos. Es cierto que en últimas fechas en algunos bancos se ha relajado la lista de prohibiciones a los usuarios, ya que por ejemplo es común que los trabajadores ya no le digan nada a los clientes cuando utilizan su celular dentro de algún banco, sin embargo las cosas van a cambiar, y será por seguridad.

La Procuraduría de Nuevo León, informó que los trabajadores de las instituciones bancarias estarán más atentos a que los clientes cumplan las reglas, quienes si no siguen las indicaciones podrían hasta ser arrestados. El Procurador Adrián de la Garza, señaló que los funcionarios bancarios vigilarán que los usuarios ya no utilicen gorras, lentes oscuros, ni teléfonos celulares cuando se encuentren en algún banco.

Hay gente o personas que a veces entran al banco que no realizan ningún trámite y que puedan estar pasando información hacia afuera a alguno de los delincuentes“, informó el Procurador de Nuevo León.

Si el cliente no hace caso, entonces el trabajador del banco podrá llamar a las autoridades y estas podrán hasta arrestar a la persona por no obedecer la instrucción. Se informó que este fue uno de los compromisos que surgió en la reunión de los representantes del Centro Bancario de Nuevo León con el Grupo de Operaciones de la Policía Ministerial y con la Fuerza Civil, todo con la finalidad de que se brinde seguridad a los bancos y a los clientes.

Hay que exhortar a la gente a que no entre con celulares al banco, porque no se puede usar, vamos a ser más estrictos en el cumplimiento de este reglamento, no se puede entrar con gorra, no se puede entrar con lentes a los bancos. En caso de que no cumplan este reglamento, inmediatamente a reportar a las autoridades para que puedan llegar y auxiliar a los funcionarios bancarios, y si en el caso es necesario, bueno, llegar inclusive a un arresto“, señaló Adrián de la Garza.

Por su parte, los elementos de la Fuerza Civil realizarán más recorridos a las sucursales donde se han presentado asaltos, además se incrementarán las reuniones entre las autoridades y el Centro Bancario de Nuevo León. El Procurador informó que los empleados de las 900 sucursales bancarias en el Estado serán capacitados, para que así puedan detectar situaciones sospechosas y hagan cumplir el reglamento de seguridad en su lugar de trabajo.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom