La cosa se le podrá muy fea al panista Mauro Guerra, y me refiero a la elección interna para dirigir el partido, al menos la competencia con Sandra Pámanes lo pondrá en aprietos ya que la ex funcionaria municipal está buscando el apoyo de aquellos panistas que están inconformes con el trabajo de Mauro y sus secuaces, es bien sabido por todos que esta agrupación política a perdido su esencia, llegando a un punto casi catastrófico y todo debido a las mañas de los últimos líderes, ya que éstos con tal de imponer a su gente han relegado del partido a los verdaderos panistas, solo basta ver lo que hizo Mauro Guerra en esta pasada elección al imponer como candidatos a Diputados Federales a su cuñado, Poncho Robledo, a su hermana, Isabel Margarita Guerra Villarreal, y por supuesto a su íntimo amigo y jefe, Raúl Gracia.

Por razones como la anterior descrita, Sandra Pámanes tiene grandes posibilidades de quitarle la reelección a Mauro Guerra, pero algo que le podría afectar a Pámanes es su paso por la administración de Margarita Arellanes, pero rumores que han recorrido desde hace un buen tiempo aseguran que entre ellas dos el cariño se terminó, por lo cual en vez de afectarle le podría ayudar ese distanciamiento.

Mauro Guerra enfrentará no solo a Sandra Pámanes, si no también a aquellos panistas que fueron desechados por no pertenecer al club de Raúl Gracia, creo que esta será la oportunidad perfecta para sacar del poder a los que se apropiaron del PAN, mismos que utilizaron al partido como un trampolín o como un medio para acaudalar fortunas a cambio de imponer candidatos perdibles, y como dice el dicho: “El peor enemigo de un panista, es otro panista“, así que se pronostica una batalla épica, y si le sumamos que se perdieron las dos alcaldías más importantes durante el periodo de Mauro Guerra y sus titiriteros, a Sandra le suben sus bonos para llegar a la dirigencia Estatal, claro está si los Mauristas dejan de meterle el pie a Pámanes, porque retacharle el 70 por ciento de las firmas recabadas por irregularidades que según ellos encontraron, es un signo de desesperación y guerra sucia.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom