samuel-garcia

El caso del Diputado de Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda es un caso muy raro y muy poco común de encontrar, y no crea que es por su supuesta guerra en contra de los demás legisladores, no señor, es más bien por su protagonismo, el señorito piensa que porque grita a los cuatro vientos que el PRI y el PAN son unos corruptos, logrará lo que Jaime Rodríguez Calderón logró con mentiras, le informo al Diputadito que colgarse de ese cuento ya no funciona.

Ya me habían comentado que lo que busca el Diputadito Samuel y es conseguir likes en su muro de Facebook, pero lo que yo creo es que  lo que realmente busca Samuel es quedar como el Diputado de opción para poder posicionarse para la Alcaldía de San Pedro.

La participación de Samuel en esta legislatura quedará como una graciosa anécdota, y no es por agüitarle la fiesta al pobre de Samuel, pero los que gustan de escuchar tras bambalinas en el Congreso de Nuevo León, aseguran que ya le tienen preparada su carpetita de errores y de los posibles actos de fuga de información a ciertos medios de comunicación, mismas que han provocado varias situaciones incomodas al interior del Congreso, ya que lo llaman “el juditas”.

Hoy Samuel sale a “denunciar” que lo amenazaron vía WhatsApp, a ver, si él es abogado, es Diputado Local, creo que si fuera cierto esa supuesta amenaza ya estuviera haciendo fila ante algún Ministerio Público, para interponer su denuncia, así que lo único que busca es foco para victimizarse, es tan lamentable la ingenuidad del Diputadito, ya que actualmente se puede identificar de inmediato las amenazas vía celular.

Según Samuel la amenaza decía: “Todos los ataques contra de Medina, Nati y nuestro partido te van a costar sangre, advertido estás”, permítame usted una carcajada de aquellas que provocan lágrimas en los ojos, pero esa amenaza suena solo a una payasada.

samm

Sabemos perfecto que Samuel no predica con el ejemplo, solo basta ver el escándalo en el que se vio envuelto, el de las facturas de su partido, y que no permitió que se le auditara, ya que había varias facturas completamente fuera de lugar, así que no le crea mucho a este jovencito, que literalmente todavía está en pañales, políticamente hablando, aspira a tomar las riendas del Municipio de San Pedro, y la verdad es imposible que llegue a hacerlo, ya que su mentalidad de junior está muy por debajo de lo que los sampetrinos quieren.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom