Rodrigo MedinaPor primera vez tengo que reconocer que el Gobernador Rodrigo Medina, ha hecho algo bien por la gente de Nuevo León, al anunciar que vetará la Ley del Ciberbullying, seguramente esa decisión la tomó más que nada para llevar la contra al PAN, que fue el iniciador de promover dicha ley.

Al final de cuentas sabemos que éste veto a ley se iba a dar, ya que también es una estrategia para tratar de lavar en algo su mala administración y quitarse de encima a los tuiteros enardecidos.

Rodrigo Medina aseguró que no se puede coartar la libertad de expresión, ni tipificar el acoso en redes sociales dentro del delito de difamación, justamente eso es lo que peleaba la gente en Twitter y Facebook.

Sin embargo la jugada que tenía preparada el Gobierno de Nuevo León era dejar calentar un poquito los ánimos de quienes utilizamos las redes sociales, para luego vetarla y quedar como un Gobernador justo que ve por la ciudadanía, esa jugarreta ya la ha utilizado en otras ocasiones, por decir con el aumento a las tarifas del transporte público, al haber negado el aumento a los transportistas, pero bueno, esa estrategia ya le ha funcionado.

En éstos momentos la noticia del veto a la Ley del Ciberbullying se esparció en las redes sociales como reguero de pólvora, hay quienes no lo bajan de un Gobernador justo, de buen Gobernador, el Gobernador salvador, el Gobernador que ama y respeta las redes sociales, ya hasta algunos le llaman San Rodrigo.

Pero ese era el efecto que el Gobierno estaba buscando, ojalá y Medina de la Cruz tenga otros buenos aciertos para lavar su nombre e imagen, por decir, meter a la cárcel al ex titular del Instituto de Control Vehicular, Pedro Morales Somohano o a cualquiera de los otros ex funcionarios públicos que exprimieron las arcas del Gobierno de Nuevo León, pero bueno aquí lo importante es que la libertad de expresión en redes sociales fluya sin censura.

Aunque Rodrigo Medina no ha dicho cuándo se llevará a cabo dicho veto, esperemos que no tarde mucho y demuestre que gobierna para el pueblo de Nuevo León, con ésto nos ha demostrado que al menos en este caso, tiene “decisión” de la cual ha carecido en muchas ocasiones.

Personalmente reconozco la buena intención de Rodrigo Medina de preservar la libertad de expresión en el Estado de Nuevo León.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom