cobijagate

Luego de haber aprovechado el puente del 15 de septiembre para dar a conocer que no había delito que perseguir en el “cobijagate”, el Gobernador Jaime Rodríguez aseguró que todo fue un mal entendido con la empresa que vendió las cobijas, y que nunca hubo mala fe por parte de los funcionarios señalados.

Ni Rogelio Benavides Pintos, ex Subsecretario de Administración, ni Gonzalo Padilla Orozco, Director de Adquisiciones, recibirán el peso de la ley por la compra de las cobijas caras, ya que de acuerdo con Jaime Rodríguez, la Comercializadora Mirof ofreció las 200 mil cobijas al precio establecido, pero fue una confusión porque sus funcionarios no verificaron que vinieran completas y el cambio de precio, nunca hubo mala leche en la compra, solo fue un error.

La ley es muy clara y la tenemos que seguir., fue una entrega no completa del proveedor, el que hizo el movimiento cometió el error de no verificar, nunca hubo mala fe en ese sentido”. Aseguró Jaime Rodríguez.

Sin embargo el reclamo de la ciudadanía no hizo esperar, ya que la sanción económica de 7 mil 304 “por el error” para Benavides Pintos cayó en lo ridículo de acuerdo a los comentarios de los nuevoleoneses.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom