Luego de haber escapado en bata de hospital, Eduardo Bailey reaparece y cita a rueda de prensa para mostrar un amparo, dejando en claro que él sigue siendo Delegado de la SCT en Durango y que solo es un chivo expiatorio del Gobernador Jaime Rodríguez.

Y pese a que el vocero de seguridad, Aldo Fasci Zuazua, señaló que Eduardo Bailey, ex Dirigente del PRI en Nuevo León, se encontraba en situación de fugado de la justicia, Bailey señaló que escapó del hospital en bata, sin zapatos y aun canalizado, porque sus abogados le indicaron que su detención estaba fuera de la ley.

Yo estaba bajo objeto de mis medicamentos y no encontraba mi ropa, por lo que se decidió que saliera en ese momento

Soy un chivo expiatorio del Bronco, que me quiere como trofeo “, dio en conferencia de prensa Eduardo Bailey.

Eduardo Bailey se encuentra imputado por la Subprocuraduría Anticorrupción, que encabeza Ernesto Canales, por los delitos de peculado y ejercicio indebido de funciones y daño patrimonial al Estado, por la cantidad de 359 millones de pesos, cuando éste dirigió el ISSSTELEÓN en los años 2006 al 2007, en la administración del ex Gobernador Natividad González Parás.

Hasta el momento el Gobierno de Nuevo León no se pronunciado a la reaparición de Eduardo Biley en Durango.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom