Jorge LongoriaSin importarle el qué dirán y dejando a un lado lo poco o mucho que hizo (si es que hizo) por la sociedad, el arquitecto Jorge Longoria Treviño afirmó que la Torre Tanarah está siendo víctima de “bullying mediático”, con todo respeto para Jorge Longoria ¡NO MANCHES! desde cuándo a un inmueble se le ha catalogado como víctima de bullying.

Tristemente esta ridícula afirmación del “experto” en planeación urbana deja en entredicho su larga trayectoria (en LinkedIn), más de un arquitecto se está sintiendo avergonzado por el dicho de Jorge Longoria.

Según Longoria Treviño la administración del Alcalde Ugo Ruiz Cortés al no informar cómo está llevando a cabo la demolición de la Torre Tanarah está cometiendo bullying, en verdad que ya no encuentran argumentos lógicos para detener la demolición.

Al rato van a decir que quieren parar los trabajos de demolición porque la Torre Tanarah se quiere unir al reto “Ice Bucket Challenge” y retarán a Ugo Ruiz a que él haga lo mismo, o que la construcción está sufriendo una terrible depresión por tanto toqueteo y que necesita apoyo psicológico urgente.

Ya en serio, les digo que es penoso ver cómo el poder del dueño de la edificación conflictiva, Francisco Montemayor utiliza su dinero para doblar la moral de personajes tal y como lo está haciendo actualmente con Javier Livas Cantú y Jorge Longoria, que acuden a estrategias “raras” para defender lo indefendible.

Si algunos respetaban a Jorge Longoria por su trayectoria, con estas payasas afirmaciones del “bullying mediático”, ponen en evidencia una cosa, que con el dinero baila la dignidad, a ver si la otra semana no trae a una medium e interpreta qué dice la Torre Tanarah que está sufriendo por la demolición, solo eso les falta.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom