Nuevo León no tardará en convertirse en tierra de nadie, ante la inminente ausencia de Jaime Rodríguez Calderón, y me refiero a la ausencia legal por seis meses, misma que los Diputados roji-independientes serán los que la acepten, bueno, el punto es que Nuevo León será un campo de guerra, ya que entre los carteles de la droga y los grupos de poder que están dentro de la administración de Jaime, pelearán por la “plaza” que estará acéfala, ésto es fácil de deducir, ya que hemos visto los “topetones” que se han dado estos grupos durante los dos años anteriores, y ésto a pesar que en sentido figurado sí había “Gobernador” aunque fuese de nombre y se dejara ver de vez en cuando, existía al menos la figura gubernamental, a muchos nos ha quedado muy claro que a Jaime Rodríguez le vale madre Nuevo León, ésto ya lo sabíamos, pero algunos nuevoleoneses apenas se están dando cuenta de ello.

Hace poco más de dos años escribí en éste espacio, que Jaime en sus primeros dos años no haría obra alguna y que dejaría crecer la inseguridad, además que en los últimos seis meses del 2017 intentaría hacer una que otra obra solo para la foto, y dije que Rodríguez Calderón buscaría ser candidato Presidencial, y que regresaría a Nuevo León quedando en ridículo en la elecciones del 2018, lamentablemente todo indica que no me equivoqué, y en vez de que sea una satisfacción para un servidor el haber pronosticado lo que sucedería, admito que me duele, y me duele mucho, ya que a Nuevo León le a costado muchas vidas el lograr haber sido el mejor Estado de la República, y duele ver que por un berrinche personal de Jaime, Nuevo León se irá al carajo en muchos rubros.

Algunos se preguntan qué nos depara para los tres años después de la elecciones del 2018, y lamentablemente en mi “bola mágica” no se ve nada alentador el futuro de Nuevo León, ya que serán seis meses de guerra entre los carteles para tomar el control de la “plaza” y si le sumamos la guerra interna dentro de la administración bronca, nos tocará o mejor dicho le tocará a Jaime Rodríguez una tierra sin ley, en donde cada grupo hará lo que le convenga, y obviamente los ciudadanos seremos los más perjudicados, esto Jaime lo sabe perfecto, pero aún así seguirá en busca de su “sueño”, que más que nada lo que busca es recibir el pago millonario por ser candidato Presidencial para quitarle o al menos intentar quitar votos a Andrés Manuel López Obrador, y por supuesto ser el principal golpeador del líder de MORENA.

Pobre de Nuevo León, lamentablemente fuimos sede de un plan mañoso creado desde el 2015 para para ser ejecutado en el 2018, un plan maquiavélico que a sus creadores y a sus títeres les importa un bledo lo que le pase al Estado, tirando por el caño los esfuerzos de millones de nuevoleoneses, los maléficos de la política inflaron vilmente a Jaime Rodríguez en las elecciones pasadas, haciéndonos creer que el “independiente” a pesar de haber renunciado al PRI meses antes de las elecciones del 2015 se había desatado de los amarres de la trampa y de la mentira, cosa que al paso de estos dos años todos hemos comprobado que lo mañoso no se quita con un baño vaquero, Jaime nos ha dejado una gran lección, y si no aprendemos a distinguir entre el político y el ciudadano nos seguirá llevando la chingada, así que usted sabrá, si le sigue comprando a los políticos sus historias tristes, sí, tipo aquellas y aquellos que abandonan un partido para irse de falsos independientes.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom