TSJNLNo somos un Estado en el cual nos podamos dar el lujo de optimizar recursos en el sistema de justicia, estamos muy atrasados en ésta materia, y no es correcto que por el afán de ahorrarse algunos millones de pesos el Tribunal Superior de Justicia quiera limitar su horario de trabajo.

Rodrigo Medina de la Cruz convidó a todas las dependencias del Estado a que se ajusten a su plan de austeridad para que a éste le pueda quedar el suficiente dinero para poder gastarlo en explotar su imagen en los medios de comunicación.

Es realmente un error que Graciela Buchanan Ortega, titular del TSJ quiera “ahorrar” recursos limitando el horario de trabajo en las oficinas del Tribunal, ésto no puede ser ya que en Nuevo León estamos muy rezagados en miles de expedientes.

Ésto es un lujo que no nos podemos dar, si de por si hay expedientes con muchos años de antigüedad, limitando el horario de trabajo en los tribunales más tiempo tardarán en resolverse.

Me consta que el tribunal hay mucha gente trabajando hasta altas horas de la noche, para darle celeridad a asuntos de suma importancia, y ahora con ésta nueva orden de apagar las luces del edificio a las 19: 00 horas limitará y retardará la solución de muchos casos.

Es cierto que hay empresas privadas que utilizan este plan de ahorro, pero la diferencia es muy grande ya que los empresarios saben hasta donde quieran llegar en su productividad.

También hay casos de Gobiernos que implementan dicho sistema de ahorro, pero son en países primermundistas donde lo hacen, y aquí en México no se puede hacer ya que ni a los talones les llegamos en la impartición de justicia.

El plan de ahorro de Graciela Buchanan Ortega limitará a todos aquellos jueces, magistrados y personal del Poder Judicial que si están comprometidos con la justicia en Nuevo León, por que si los hay, en lo personal conozco a algunos Jueces y Magistrados que se quedan a laborar hasta en la madrugada.

Ojalá que alguien impida que este plan se lleve a acabo, por que realmente si perjudicaría al sistema de Justicia en Nuevo León.

Habiendo tantas cosas en las que se puede ahorrar, como por ejemplo en gastos de representación, pasteles, convivios, gasolina, teléfono, etc. pero no en horas de trabajo.

Diego de Montemayor