Con el pretexto que tenía que disciplinar a su prima a petición de su tía, una mujer que pesa 150 kilos, se sentó encima de una menor de 9 años asfixiándola y quitándole la vida.

Veronica Green Posey de 64 años de edad, así como los padres de la menor identificada como Dericka Lindsay de 9 años de edad, solicitaron los servicios de emergencia 911 al llegar trataron de resucitar a la niña, quien presentaba un paro cardiaco, fue traslada al Hospital Baptist, en donde fue declara muerta.

Policías del Condado de Escambia en el  Estado de Florida, Estados Unidos, arrestaron a Veronica Green, y fue acusada de homicidio y crueldad en contra de la menor, así también los padres de la niña identificados como Grace Joan Smith de 69 años y James Edmund Smith de 62 años, fueron acusados de negligencia infantil.

La detenida argumentó a los policías que le habían pedido disciplinar a la menor por que estaba fuera de control, confesando que antes de sentarse sobre ella le había pegado con una regla y un tubo de metal.

Tanto Green Posey como los padres de la menor fallecida, serán llevados a juicio en los próximos días.

Regiando
@RegiandoCom