margarita arellanes

Muchas veces dimos cuenta en esta columna del despilfarro de la ex Alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes, la cual gastó a lo bestia en promocionar su imagen en busca de posicionarse para ser la candidata del PAN a la Gubernatura, mientras hacía eso, Monterrey iba de mal en peor, en los medios de comunicación, redes sociales o donde fuera, los ciudadanos se quejaban a toda hora al darse cuenta de como se estaban deteriorando las calles y la seguridad en el municipio regio, sin que la Alcaldesa moviera ni un dedo.

La situación de Monterrey durante la administración de Margarita Arellanes era de dominio público, y nadie hizo nada para detener el caos que se estaba viviendo; sin necesidad de hacer auditorias formales a la ex Alcaldesa regia, se sabía cómo estaba desviando no solo su tiempo en buscar su sueño de ser la primera Gobernadora de Nuevo León, y hoy por hoy estoy seguro que la mayoría de los nuevoleoneses agradecemos que no haya llegado al Palacio de Cantera.

Yo sé, que del PAN Estatal no se puede esperar mucho, pero su deber MORAL no lo pueden evadir, ya que Margarita Arellanes pertenece a su partido, por lo tanto el instituto político tiene la responsabilidad MORAL de resarcir el daño ocasionado por su afiliada, digo, para eso son los partidos políticos, recordamos perfectamente como el PAN impulso a Margarita Arellanes para la Alcaldía de Monterrey, así que ellos tienen parte de la culpa de Margarita, ya que promovieron a una persona incapaz de gobernar tan importante Municipio del Estado de Nuevo León.

Ahora ante la crisis financiera por la que atraviesa el Municipio de Monterrey, el Partido Acción Nacional debería de pedirles a los Diputados Panistas ayuden desde el Congreso del Estado a la administración de Adrián de la Garza Santos, que si bien es del PRI, su deber es resarcir aunque sea aprobando deuda para la regia Ciudad, y así no engrandecer la crisis que se enfrenta en Monterrey, tienen que recordar que su deber es ayudar a los ciudadanos, no contribuir con el amuele que les metió Margarita Arellanes.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom