Las fuertes lluvias acompañadas de vientos que la tarde de éste lunes azotaron en Monterrey y su área metropolitana, destrozó un hangar en el Aeropuerto del Norte, mientras que en Aeropuerto Internacional se suspendieron las llegadas y salidas de vuelos nacionales e internacionales, por la nula visibilidad.

El hangar que quedó destruido por el fuerte viento es uno de mantenimiento de la compañía Pilatus México, propiedad del empresario Adrián Zambrano.

Se informó que también que un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana, sufrió daños, ya que éste se encontraba en las instalaciones del Campo Militar.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom