ley de participacipon

Mientras los interesados de la Ley de Participación Ciudadana festejan a lo grande su promulgación, la mayoría de los nuevoleoneses deben de andar con las orejas rojas, ya que todos y cada uno de los participantes de la dichosa ley se están burlando de todos nosotros, sí bien, sí se realizó un avance, pero esto es solo en papel, ya que en la práctica implicaría un titánico movimiento ciudadano para llegar a una de las metas establecidas.

Pero lo peor de esta Ley de Participación Ciudadana, lamentablemente es que queda en manos de la Comisión Estatal Electoral la Revocación de Mandato, ya que es un secreto a voces que el mismo titular de la CEE influyó y benefició con sus decisiones tomadas en plena campaña electoral a Jaime Rodríguez Calderón.

La credibilidad en la Comisión Estatal Electoral ha caído notablemente después de las elecciones pasadas, y mientras siga Mario Alberto Garza Castillo como Consejero Presidente, la duda invadirá a los nuevoleoneses, en fin, los participantes de la dicha ley festejan y se vitorean entre sí por un “triunfo” de papel.

Por lo pronto, como consejo a los ciudadanos les doy, que no se dejen engañar con ese cuento que el poder está en nuestras manos, al menos hasta que veamos crecer la próxima oleada de inconformes por la ineptitud del Gobernante en turno, y digo en turno, porque al actual va ser muy difícil aplicarle la Revocación de Mandato, ya que todo indica que Jaime no será candidateable para la nueva Ley.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom