ivan garza y margarita arellanesLa inminente caída de Margarita Arellanes Cervantes está a punto de darse, y lo sucedido el día de ayer fue solo el principio de un amargo despertar para la Alcaldesa con licencia, hay quienes han asegurado que la edil fue traicionada por algunos que la apoyaban, pero la realidad no es así.

Todo comenzó aquella mañana del domingo 28 de septiembre, cuando apenas iba a comenzar el festejo de cumpleaños de Margarita Arellanes en el Club de Leones, resulta que el virtual candidato del PAN al Municipio de Monterrey, Iván Garza Téllez, fue víctima de un feo desdén por parte de algunos colaboradores de la precandidata a la gubernatura.

Durante el comienzo del festejo de cumpleaños ese 28 de septiembre, Iván Garza, gallo ganador de José Serrano Montoya, también fue tratado como cualquier hijo de vecina por parte de la Alcaldesa con licencia, e incluso fue “invitado” a desalojar el salón, lo cual claramente lo hizo pero acompañado por casi todos los asistentes, ya que él había sido el que había organizado y pagado la fiesta “sorpresa” para la edil regia.

El dilema que originó todo este circo fue que Margarita Arellanes mostró su egoísmo con quienes la habían llevado al poder, ya que estos solo querían que les compartiera una rebanada del pastel llamado Monterrey, en ese entonces la edil quería imponer para este Municipio a su hoy coordinador de campaña Arturo Salinas Garza, por lo cual obviamente “bateó” a quienes la habían apoyado y llevado hasta donde estaba.

Margarita Arellanes se molestó con el pedimento de Iván Garza de querer ser él el que abanderara al partido en las Elecciones 2015 para la codiciada Alcaldía de Monterrey,  lo que provocó la molestia de este último, por lo que le tuvo que “cantar” el apoyo otorgado en el pasado, haciendo con esto que la Alcaldesa con licencia se enfureciera y lo corriera del festejo que él le había organizado.

Esa es la verdadera historia que ha desencadenado la inminente caída de Margarita Arellanes, que a final de cuentas fue ella la que traicionó desde un principio al grupo de José Serrano, llevando esto a que tres de sus más cercanos colaboradores que buscaban diputaciones perdieran en las internas, Elizabeth Rosas Cervantes, Irasema Arriaga Belmont y Sergio Cavazos Martínez, se quedaron en el camino espinado que Margarita Arellanes sembró por su traición.

Y los únicos que se salvaron de perder fue solo porque eran precandidatos únicos, ya que si hubieran tenido competencia, seguramente también hubieran quedado fuera de la jugada.

Así que Margarita Arellanes no fue víctima de traición, ella fue la primera que comenzó, así que lo único que sufrió fue la venganza e ira de quienes creyeron en ella y le APOSTARON mucho para que ella cumpliera su primer sueño, ser Alcaldesa de Monterrey.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom

1 COMENTARIO