broco-coco

Jaime Rodríguez Calderón piensa que está viviendo una vida de ficción, ya que advirtió a su Gabinete que ya se puso el chaleco y sus botas para ser más “bronco” con ellos, cual capítulo cualquiera del Libro Vaquero, el mandatario piensa, cree y siente que con disfrazarse podrá amedrentar a sus funcionarios para que éstos se pongan a jalar en serio, como si su disfraz de “bronco independiente” fuera el que le dará el valor de enfrentar la huevones y la indiferencia de su gente de primer nivel.

No es que uno sea gacho, ¡pero caray! dónde cabe tanta inmadurez de Jaime, pareciera que el mandatario ya está chocheando, porque usar un disfraz para armarse de valor lo deja como un viejito senil.

“Ya me puse el chaleco y las botas del Bronco, entonces, ahora sí que me aguanten, porque hay que hacer las cosas más rápido y con mucha más eficiencia”, dijo Jaime Rodríguez.

En serio lo digo, no es posible que el mandatario quiera tratar a sus funcionarios como niños, amenazándolos con un “ahí viene el coco” pelado infantil el Jaime, el tiene el poder para llamar a cuentas en cualquier momento a los titulares de las dependencias, y no andar de viejo payaso.

El mandatario tiene la obligación moral de retomar el control de su barco, ya que va navegando sin rumbo fijo, se rumoran varias salidas de su Gabinete, algunas sí son altamente justificables, pero otras no tanto, por decir la del General Cuauhtémoc Antúnez, su posible salida es más que justificada y aclamada por la mayoría, ya que su inacción ante el  incremento de los índices de inseguridad merece ser corrido sin miramiento alguno, al igual debería de ser realidad la salida de la titular de la Secretaria de Educación, Estela Gutierrez, quien tampoco dio el ancho, ni el largo para ese puesto.

Pero, los rumores de la salida del Procurador Roberto Flores creo que es un tanto precipitada, ya que bien que mal, ésta dependencia ha mantenido los niveles de aceptación entre la población, claro que a excepción de algunos elementos que han hecho mal uso de su poder, pero ahí el que tiene que responder es el contralmirante Augusto Cruz Morales, quien es el que tiene el mando directo hacia el interior de la Agencia Estatal de Investigaciones, otra de las posibles salidas que suenan son las de funcionarios de segundo nivel, mismos que serían solo para rellenar la lista de los “corridos”, ésto sería algo inaceptable ya que serían separados de sus labores solo para engrandecer la acción de Jaime de hacer una limpia en su clóset bronco.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom