Centro
Excelente decisión fue la de abrir un Centro de Mediación en la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey, el cual ha sido certificado por expertos del Centro Estatal de Métodos Alternos del Poder Judicial.

Donde se podrá atender casos de choques entre particulares, que no cuentan con seguro, o de los conflictos de vecinos cuando pelean un cajón de estacionamiento, o de las personas que abusan poniendo botes en áreas para estacionarse y piden un pago a , y ni que decir de los problemas que surgen cuando vecinos abusivos tapan las cocheras de otros.

Este Centro de Mediación que es el primero en todo el país, será atendido en un principio por tres personas especializadas en la materia, las cuales le ahorrara muchos problemas legales a los involucrados en estas situaciones incómodas, ya que este personal se encargará de mediar entre los involucrados para llegar a un acuerdo sin necesidad de que lleguen a un juicio ante la Agencia del Ministerio Público en Asuntos Viales.

El director del Centro Estatal de Métodos Alternos, Rubén Cardoza, el Comisionado Ciudadano de Vialidad y Tránsito, Ervey Cuéllar Adame, y el encargado del despacho de la Alcaldía Jaime Bazaldúa Robledo fueron los que inauguraron el Centro de Mediación.

El día de hoy estamos inaugurando el centro de mediación, con este pensamos dar atención a todos los casos que no se resuelven en el lugar y de los cuales tenemos poquito más de 400 por mes y son gente que no tienen seguro de sus vehículos, situaciones inclusive de personas que obstruyen con botes los lugares donde puede estacionarse, Se busca que se lleve una concertación entre las partes sin necesidad de llegar a cuestiones de tipo legal que serían más largas.” informó Jaime Bazaldúa.

Un punto muy bueno para lo que queda de esta administración regia, por haber tomado la decisión de abrir éste centro, ya que estoy muy seguro va a tener mucho éxito, por que a muchos no nos gusta vernos envueltos en problemas legales y que mejor que poder arreglar una situación de estas nada más con nuestra propia palabra y sin necesidad de trámites legales.

Diego de Montemayor