La reciente ejecución de un elemento de tránsito de San Pedro Garza García pone en alerta máxima no solo a los sampetrinos, si no también a los nuevoleones, éste cruel acto que impactó a la ciudadanía nos lleva a recordar la época violenta que vivimos hace años, esa mala racha donde la delincuencia organizada intentó adueñarse de nuestras vidas, desafortunadamente la administración de Jaime Rodríguez se la a pasado distraída en otros asuntos, algunos de ellos que no le competen, la seguridad en Nuevo León se ha visto relajada, las ejecuciones ya son el pan de cada día, ni aún con el recién nombramiento de Aldo Fasci como Secretario de Seguridad las cosas se han calmado.

Nuevo León no merece vivir de nueva cuenta éstos altos índices de inseguridad, primeramente porque somos muy trabajadores y en segundo porque somos muy cumplidores en nuestros pagos de impuestos, Jaime ya perdió mucho tiempo con su capricho de ser candidato Presidencial, algunos esperaban que ya habiendo cumplido su deseo, Jaime llegaría con todas las pilas a cumplir todas y cada una de sus promesas de campaña, pero no, el señor se la pasa metido en temas que nada que ver, sigue haciendo política de rancho sin importarle qué todos estemos viviendo con miedo, la seguridad debe de ser el tema más importante en éste momento para el Gobierno de Nuevo León, ya que sin seguridad la economía es afectada terriblemente, el mandatario ya debe de tomar en serio su trabajo, debe de poner a gente capacitada y no andar poniendo a muñequitos de cristal como encargados de la seguridad.

Es alarmante cómo día a día vemos éste tipo de hechos violentos, hace unos días un comando fuertemente armado atacó a una patrulla municipal en Anáhuac, éste hecho dejó a seis personas heridas, unas de ellas quedaron graves, a diario se reportan personas ejecutadas, la realidad no se puede ocultar por mucho tiempo, y nuestra realidad es que ahora tenemos que andar con miedo, estoy completamente seguro que el día que Jaime se ponga las pilas como Gobernador todo ésto cambiará, pero siendo realista, está muy difícil que ésto pase, lo único que nos queda es estar atentos a nuestro entorno para no ser parte de las estadísticas como daños colaterales.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom