cascadas en Monterrey

Las recientes lluvias de temporada han causado un verdadero caos en Monterrey y la zona metropolitana, sin duda, el agua ha dejado en evidencia la mala planeación de las obras y por supuesto el material de baja calidad que utilizan. Miles de ciudadanos han criticado esta situación, ya que para algunos es una pena que un Estado como Nuevo León no tenga capacidad para soportar unas cuantas horas de lluvia.

La Iglesia Católica no se quedó callada, y también se mostró crítica ante esta situación, ya que consideró que con las calles y avenidas que se convirtieron en ríos y cascadas, parecería que Monterrey es una ciudad subdesarrollada, aunque siempre se ha presumido que la Sultana del Norte es el motor económico de México.

Ayer domingo, el Vicario General de la Arquidiócesis de Monterrey, Francisco Gómez, pidió a las autoridades municipales y estatales que se mejore la calidad en las obras que se realicen, ya que una ciudad como esta que ha pasado dos grandes huracanes como el Gilberto y el Alex, debió aprender de lo vivido y debió mejorar su planeación para evitar tragedias.

Nuestro llamado es a invitar a que las autoridades hagan bien su trabajo, es decir, que escojan buenas constructoras, que los peritos, los responsables, los que tienen capacitación técnica pues cuiden de hacer obras que vayan acorde a lo que presumimos. Presumimos ser el mejor Estado del país, presumimos estar en la mejor ciudad de América Latina, a veces dan pena las imágenes de estos ríos y cascadas que se forman en pasos a desnivel y colonias, entonces uno pensaría que está viendo allá un país subdesarrollado y pues estamos en Monterrey“, indicó el Vicario General de la Arquidiocésis.

Lo que vemos la ciudadanía por las experiencias que hemos tenido, si ya vivimos el Gilberto y el Alex, pues uno supondría que con esos mega huracanes uno sí se explica la crecida de río y tragedias que por desgracia suceden, pero con estas lluvias atípicas pues uno supondría una mejor planeación. Yo viví en la Ciudad de México algunos años, y así como el viernes y el sábado llovía casi todos los días, y se hacían charcos y todo, pero uno nota una mejor planeación, una mejor calidad en la construcción“, agregó Francisco Gómez.

Garza Sada
@GarzaSadaCom

@RegiandoCom