ernesto-canales-y-ernesto-cerda

A muchos les causó pena ajena cuando Ernesto Canales Santos, Subprocurador Anticorrupción fue increpado por el Rector del Instituto Ciudadano de Estudios Estratégicos, Ernesto Cerda Serna, ya que el primero casi se infarta cuando el segundo lo calificó de “sencillito” y “pasalón” por la resolución tan blandengue en contra de los involucrados del “cobijagate”.

A Ernesto Canales le comenzaron a temblar las manos y la boca del coraje cuando el conocido activista lo encaro afuera de la dependencia ya que, Cerda Serna había acudido para presentar un recurso de inconformidad por el caso del “cobijagate”, ésto porque se le aplicó una sanción muy ligera a Rogelio Benavides Pintos, Ernesto Cerda le dijo de frente que era un “sencillito” y un “pasalón”, a lo que el funcionario enfurece y le dice, “No me digas así, no soy sencillito y pasalón, mide tus palabras” mientras le temblaban las manos y boca.

Yo creo que lo que realmente le molestó a Ernesto Canales fue que le dijeran “sencillito” ya que de sencillo no tiene nada, ya que su gusto por los viajes alrededor del mundo lo convierten en un tipo sofisticado, y ni que decir de su modo de vida de magnate que se da.

Según el Subprocurador Anticorrupción no se encontraron elementos de prueba suficientes para endurecer las sanciones en contra de los involucrados del caso “cobijagate”, cosa que explica perfectamente porque las acusaciones en contra de los ex funcionarios de la administración pasada, específicamente la de Rodrigo Medina de la Cruz, fueron desechadas dos denuncias, una por peculado y la otra por delito patrimonial, con lo que claramente vemos el error de la Subprocuraduría, que NO saben investigar.

Si un caso tan sencillo, tan obvio y tan actual, como lo es el caso de las cobijas caras de Rogelio Benavides Pintos, la Fiscalía no pudo ver la malicia del ex funcionario y la picuda actitud de la empresa MIROF, entonces qué podíamos esperar de los expedientes más complicados y difíciles de comprobar.

Y como bien sabemos, los que forman parte de la Fiscalía Anticorrupción tienen nula experiencia en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, lo cual es el motivo principal de que no pueden integrar debidamente un expediente, solo basta ver lo que dijo el Agente del Ministerio Público, Héctor Maldonado, “que nunca le había pasado eso, ya que era la primera vez que le tocaba un juicio de apelación, dicho de la propia boca del Agente, durante la audiencia de apelación ante el Magistrado Ángel Mario Garza, la verdad sea dicha, cuando se manda a alguien sin experiencia a resolver cualquier clase de asunto, jamás se verán resultados favorables.

Bueno, volvamos al tema de lo frágil que es Ernesto Canales, mismo que se dice justo en sus decisiones, ya han sido varias veces que no sabe que contestar cuando lo han cuestionado diversos actores, recordemos el caso de Gilberto Lozano, quien hace meses subió un video donde le reclama a Canales Santos, y el funcionario no sabe que contestar, digo, para ser alguien con mucha experiencia en juzgados, debería tener la capacidad de contestación rápida en cualquier parte y de cualquier asunto, no sólo en un juzgado, aunque desde mi punto de vista a Ernesto ya se le ve cansado, sin ganas de nada, quizás sea la edad, porque su voz y sus manos tiemblan cada vez que habla, lo mejor lo que debería de hacer el Subprocurador es jubilarse e irse a disfrutar de sus nietos y bisnietos, ahí si lo van a querer aunque sea corajudo.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom