felipe de jesus galo gutiérrez

Algunos en su momento criticamos al ex Comisario General de Fuerza Civil, Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez, quizás por cuestiones normales de su función en su paso por la Fuerza Civil, pero sin cuestionamientos nada graves, también algunos veíamos con agrado la mano dura que solía tener con sus elementos policiacos, ya que cuando alguno de ellos se salía del redil, inmediatamente les daba un correctivo, el cual servía de ejemplo para los demás compañeros, es claro que el buen trabajo que realizó Felipe Gallo se daba por la exigencia de su ex jefe, Rodrigo Medina de la Cruz.

Hoy en día el titular de la Fuerza Civil, el General Brigadier retirado del Ejército, Tomás Reyes Rodríguez no ha podido alcanzar los niveles de control que tenía Felipe Gallo hacia el interior de la corporación, y creo saber a qué se debe que Tomás Reyes no ha podido meter en cintura a sus elementos, si vemos que la cabeza del Estado, no está donde debe de estar, es obvio que las demás partes que integran el escalafón de mando estarán fuera de control.

En últimas semanas hemos visto cómo elementos de la Fuerza Civil han incurrido en actos fuera de la ley, actos que son considerados alarmantes como lo son el robo, la violación y el asesinato, al inicio de la creación de la Fuerza Civil los mandos mantenían un gran control sobre los uniformados, para evitar que fueran infiltrados por la delincuencia organizada, no solo con las pruebas de confianza se aseguraban el tener buenos elementos, había un departamento para dar seguimiento a las actividades de los policías en sus actividades fuera de horario laboral, esto era para mantener gran control sobre los agentes.

Todo esto era una actividad muy válida, ya que en esa época la delincuencia organizada extendía sus tentáculos al interior de cualquier fuerza policiaca, el buen trabajo de los creadores de la Fuerza Civil se extendió hasta el final del sexenio de Rodrigo Medina, incluso en los primeros dos meses de esta administración se mantuvo por la inercia, pero hasta ahí se vio un buen control y funcionamiento de esta corporación policiaca.

El pasado mes de mayo el empresario sampetrino, Álvaro Fernández Garza, tuiteó una imagen de la que se muestran más de 70 unidades de la Fuerza Civil estacionadas en el cuartel de la carretera Laredo, el Director General del Grupo ALFA cuestionó quién estaba patrullando las calles, a esto ya le precedía el incremento de la inseguridad en Nuevo León, denotando una falta de control por parte del Gobierno de las fuerzas policiacas.

Los nuevoleoneses hemos sido testigos fieles de la casi nula vigilancia por parte de la Fuerza Civil, en la administración pasada el patrullaje de los uniformados era muy notorio por toda el área metropolitana, hoy en día no es así, y esto es debido a que la cabeza del Gobierno del Estado, está donde NO debe de estar, por lo tanto, los mandos policiacos descuidan a sus elementos.

Al titular de la Fuerza Civil, el General Brigadier retirado del Ejército, Tomás Reyes Rodríguez, no se le permite dar la cara, lo tienen con un muy bajo perfil, lo que le da ventaja para no ser cuestionado por su bajo desempeño, muy apenas el General Cuauhtémoc Antúnez, Secretario de Seguridad Pública del Estado sale a dar uno que otro cometario del mal actuar de los elementos de la Fuerza Civil, esperemos por el bien de los nuevoleoneses que las autoridades se pongan las pilas y prioricen lo primordial, que es controlar a sus elementos para que estos puedan dar lo mejor de sí mismos, y no lo peor de ellos.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom