puesteros

El Municipio de Monterrey desde el día de hoy pretende instalar 1,640 metros de banquetas móviles en la Avenida Juárez, según son para cuidar a los peatones que caminan por esa zona en esta temporada navideña.

Cómo es posible que a Margarita Arellanes Cervantes, no se le ocurrió mejor hacer una limpia completa de vendedores ambulantes, los cuales son los culpables de que miles de peatones tengan que bajarse a las calles para poder transitar.

Es increíble cómo está atestado el primer cuadro de vendedores ambulantes, los cuales tienen sus puestos con estructura y todo, no es que esté en contra del comercio informal, pero dejarles la gran parte de las banquetas a ellos, nomás no es posible.

En las banquetas del Centro de Monterrey existe el caos y un desorden completo, como si el Municipio no contara con inspectores de comercio, es imposible en muchos tramos caminar ya que por los dos lados de las banquetas hay puestos de chácharas y ropa.

El valemadrismo de la Alcaldesa hacia Monterrey la ha llevado a no ver el caos que se hace en las principales calles del Centro, puestos de comida en plena Avenida Juárez, poniendo en peligro a quienes transitan por el citado lugar, puestos tapando completamente las banquetas dejando en muchos puntos solo 40 centímetros para que el peatón pase, no puede ser que esté pasando eso en el Centro de una ciudad tan importante como lo es Monterrey.

Hay que tomar en cuenta que no solo los puestos ambulantes ponen en riesgo la vida de los ciudadanos, sino que también ponen en riesgo la economía de los comercios establecidos los cuales pagan agua, luz, gas, teléfono, IMSS y un sinfín de impuestos.

Ya es momento de que Margarita Arellanes enfrente esta situación, y deje de hacerse de la vista gorda ya que esta problemática pone en peligro a los miles de transeúntes, la solución no es poner banquetas móviles para que los ambulantes puedan vender a gusto, la solución es poner un alto al desmedido número de puesteros.

Diego de Montemayor
@DiegoMCom

@RegiandoCom